“Discreto” mensaje de las mujeres

“Discreto” mensaje de las mujeres

Foto: Internet

23-01-2017

Así tenía que ser. Las más agredidas por las frases y conductas de Trump han sido las mujeres. Agredidas, es cierto, por su condición socio-económica, por su actividad laboral y por sus creencias religiosas, pero más que nada por el simple hecho de ser mujeres. Por tanto, resulta congruente la fuerza de protesta de millones de mujeres que se asomó al día siguiente de su toma de posesión como Presidente de Estados Unidos. Gloria Steinem, afamada feminista estadounidense, informó en su discurso que había movilizaciones de mujeres  en los 5 continentes del mundo y citó un mensaje de solidaridad de las mujeres de Berlín, Alemania: ¡avisen que nosotras ya le demostramos al mundo que los muros no sirven!

Fue muy astuto el haber decidido realizar las movilizaciones un día después de la toma de posesión de Trump, para poder establecer el contraste de la fuerza social de unos y otros. Tan fuerte fue este contaste, demostrando la enorme capacidad de convocatoria de las organizaciones de mujeres a nivel mundial, que la multitud que acompaño al nuevo presidente quedó opacada por la oposición. Fue un reflejo de la crisis de legitimidad (que no legalidad) que va a acompañar al nuevo presidente estos 4 años: Hillary Clinton recibió casi 3 millones de votos más que Trump, aunque éste recibió más votos electorales, debido al sistema de voto indirecto vigente en ese país.     

Tan fuerte fue el contraste entre el tamaño de la convocatoria de la oposición y el nuevo presidente, que Trump atacó a la prensa por hacer notar este hecho, en un discurso que dio en un lugar donde el comentario no venía al caso: en las oficinas centrales de la CIA. Criticó a la prensa por notar que la oposición realizó marchas más nutridas que la asistencia a su toma de posesión, pero no negó el hecho.

Steinem también alertó contra los intentos futuros por tratar de dividir al movimiento, y ofreció su antídoto. “Cuando Trump plantea hacer un padrón y registro de los musulmanes que viven en Estados Unidos, nos registraremos todas…”.  

Ahora, la pregunta que ronda en la cabeza de muchos es si el movimiento opositor de mujeres podrá construir una organización que le dé continuidad a las demandas y el espíritu de las marchas. ¿Habrá sido la protesta solamente de un día, o podrá persistir y acrecentarse como fuerza social durante lo que le resta a la gestión de Trump? Lo cierto es que se constató una gran capacidad organizativa para los eventos mundiales, lo cual no se logra con una impronta espontanea, sino con experiencia, organización, ideas claras acerca de sus objetivo y recursos económicos suficientes (Steinem dijo que solamente para la marcha opositora en Washington llegaron mil camiones más que para la toma de posesión de Trump). Hoy la tarea será convertir ese empuje en una fuerza permanente y de base comunitaria en toda la sociedad estadounidense.  

La característica central de la integración de las marchas fue su diversidad. Mujeres, sí, la mayoría, pero negras, blancas, latinas, famosas, no-famosas, de todas las clases sociales y todas las religiones, con las consignas e inquietudes de las más diversas. Todas unidas en contra del discurso misógino, excluyente, intolerante, clasista y propiciador del odio de Donald Trump, Presidente número 45 de los Estados Unidos de América.   

@rpascoep

Notas Relacionadas

En el filo

Ricardo Pascoe

También puede interesarte

El  "atracón"  compite con la anorexia y la bulimia

En México 1.5 millones de jóvenes están en riesgo del trastorno por "atracón" y unas 300 mil personas ya lo padecen. | Foto: Internet

13-03-2017
Mujeres analfabetas y en el desempleo una constante en México

México mantiene la desigualdad educativa de tal suerte que la mujer sigue marginada en la instrucción académica.|Foto: Internet.

07-03-2017