Sería el mejor juego de todos

Sería el mejor juego de todos

Foto: Internet

Amigos que gustan del football americano, les damos la más cordial bienvenida a esta su columna PRIMER DOWN.

 

En esta ocasión les platico que estamos a 46 dias de que se lleve a cabo el juego de Monday Night Football de la NFL en nuestro país entre los Kansas Cityt Chiefs y Los Angeles Rams, y nunca se había presentado la oportunidad de tener dos excelentes equipos viviendo posiblemente sus mejores temporadas en mucho tiempo.

Por un lado, el show ofensivo de la Conferencia Nacional está marcado por un equipo: Los Angeles Rams. Su ataque parece perfecto e imbatible en cualquier sector. Por aire, Jared Goff plantea una incógnita nueva cada semana, que parece indescifrable para las defensas contrarias, a quienes disfruta destruyendo con su equipo de receptores conformado por Brandin Cooks, Robert Woods o Cooper Kupp, con quien se sincronizó de forma magistral el día jueves pasado.

Por tierra, el espectáculo y los puntos están garantizados gracias a la versatilidad y al talento del Jugador Ofensivo del Año, Todd Gurley, quien también fue factor para la victoria por 38-31 sobre los Minnesota Vikings. Posterior al juego, Gurley se sintió inspirado y con exceso de confianza al momento de tomar el micrófono para NFL Network y declarar que “Cualquier equipo puede ser vencido en este momento, bueno… nosotros no podemos ser derrotados en este momento. Sin dudas, sin pretextos“.

Todd Gurley II finalizó la noche del jueves con 83 yardas terrestres en 17 acarreos y 73 por la vía del pase y una anotación en cuatro atrapadas. Esto aumenta, sin duda, la confianza personal y en equipos para salir cada jornada y continuar con el paso arrollador e invicto que han mostrado.

Por otro lado, la sensación de la NFL en este 2018, Patrick Mahomes lideró la remontada de los invictos Chiefs de Kansas City, que perdían por 10 puntos en el último cuarto y terminaron venciendo el lunes 27-23 a los Broncos de Denver.

Los Chiefs (4-0) tomaron una ventaja de dos partidos sobre los Broncos (2-2) en la División Oeste de la Conferencia Americana con su sexto triunfo consecutivo sobre Denver.

Abajo por 23-13, Mahomes dirigió una serie ofensiva de 12 jugadas y 75 yardas que consumió más de seis minutos y culminó con un pase de dos yardas de touchdown al ala cerrada Travis Kelce. Luego añadió una marcha de 60 yardas que terminó en touchdown, al entregar el balón a Kareem Hunt para que anotara en una carrera de cuatro yardas con 1:39 por jugar.

Fue la primera vez desde 2004 que los Broncos desperdician una ventaja de 10 puntos en el último cuarto como locales.

Denver abandonó su exitoso juego terrestre en favor de formaciones con tres receptores que resultaron en series rápidas de tres jugadas y fuera en medio de las marchas anotadoras de Kansas City.

Estos dos ingredientes nos hacen pensar y suspirar para que el próximo 19 de noviembre en el Estadio Azteca, veamos lo que podría ser el mejor enfrentamiento entre los dos equipos que visitan nuestro país, en sus mejores momentos y hasta este día, aun invictos.

Gran expectación surge. Lo único que esperamos es que ninguno de los dos contendientes sufran estrepitosas caídas en su carrera rumbo al Super Bowl, porque al menos por ahora son dos escuadras que marchan invictas, y que a mi parecer, si se enfrentaran en este momento, tendríamos quizás el mejor juego de estrategias y talentos que se haya presentado en México, de todas las versiones ya exhibidas de la NFL a partir de que la liga más poderosa del mundo se presenta en nuestro territorio nacional. Hacemos votos por que se dé así.

Agradezco su atención a la presente colaboración, y los espero con sus comentarios, en la próxima ocasión de esta su columna PRIMER DOWN…hasta entonces.

 

Notas Relacionadas

Primer Down

Pablo Velasco Venegas