Un cuento de hadas Super Bowl LII: Eagles derrota a Patriots

Un cuento de hadas Super Bowl LII: Eagles derrota a Patriots

Foto: Internet

Amigos que gustan del football americano, les damos la más cordial bienvenida a esta su columna PRIMER DOWN

 

En esta ocasión les platico que buena resultó la edición LII del Super Bowl, juego máximo de la Liga deportiva más poderosa del mundo y que mejor ver coronado a un equipo que fue contra todos los pronósticos, derrotando a la nueva dinastía de la NFL. Los Philadelphia Eagles vencieron en final cardíaco a los New England Patriots por 41 a 33.

Desde un principio vimos  un  Tom Brady un tanto desconcertado y fuera de concentración para lo que representa un juego de este calibre y finalmente vimos como nuestra predicción respecto a la forma de detener al que se dice es el mejor quarterback de todos los tiempos, se cumplia: presionar con la línea defensiva y provocar que se saliera de su estrategia ofensiva.

Pero vayamos por partes. Doug Pederson, quien está en su segundo año al frente de los Eagles tomó los riesgos necesarios para derrotar a un equipo que muchos lo creían invencible. Nick Foles demostró ser un probado quarterback para cualquier franquicia de la NFL, y Derek Barnett recuperó un fumble provocado por una captura a Tom Brady de Brandon Graham con 2:16 en el reloj de juego.

Foles, un quarterback que apenas jugó los últimos tres partidos de temporada regular y tres en playoffs contando el Super Bowl, en el que totalizó 373 yardas tras completar 28 de 43 y tres pases de touchdown y una intercepción, además de otra recepción para anotación.

Foles completó con Alshon Jeffery de 34 yardas, con Corey Clement de 22 y con Zach Ertz de 11 yardas, además de que recibió un envío de una yarda de Trey Burton.

El corredor LeGarrette Blount, quien sumó 90 yardas en 14 acarreos, tuvo una anotación de 21 yardas, y Jake Elliot completó la cuenta con tres goles de campo.

Blount y el ala defensiva Jake Long se convierten en los terceros en Super Bowls ganados consecutivos en años seguidos, pero los primeros en ganar el segundo en contra de los colores que defendieron el año anterior.

La abrumadora mayoría de seguidores de los Eagles empujaban jugada a jugada a su equipo, pero los Patriots siempre tenían una respuesta, tal es así que de las 12 series ofensivas de la primera mitad, seis por equipo, Philadelphia fue el único que utilizó a su pateador de despeje.

La inexperiencia de Foles en un partido grande nunca fue un factor, como tal vez sí lo haya sido la experiencia de Brady. Mientras Foles balanceaba a su ofensiva con jugadas por tierra y aire, el pasador de los Patriots asumía el mando de cada jugada.

Y de las pocas estadísticas en las que Brady aún no domina por completo en los playoffs, al concretar con Gronkowski el segundo pase de anotación entre ambos, igualaron la marca de Joe Montana y Jerry Rice con 12 touchdowns en postemporada.

Además, Brady es el primer quarterback de la historia con dos Super Bowls de más de 400 yardas. Hace un año sumó 466 y este domingo, mas de 500.

Brady completó 28 de 48 pases para 505 yardas y tres anotaciones, pero no pudo darle a su equipo el ansiado sexto anillo de campeón.

Nick Foles hizo historia en más de un sentido, también fue el primer jugador en lanzar y anotar un touchdown en el mismo juego, en la historia del Super Bowl.

Seleccionado en 2012, Foles comenzó 24 juegos en Philadelphia en el transcurso de tres temporadas. Tuvo un histórico año en 2013, pero al siguiente fue a la banca y luego enviado a los todavía, St Louis Rams.

Después de un año con los Kansas City Chiefs, Foles regresó a Philadelphia esta temporada con un contrato de dos años para respaldar al quarterback de la franquicia, Carson Wentz.

Pero cuando Wentz sufrió una lesión en el ligamento cruzado anterior en la semana 14, Foles se convirtió en titular para lograr tres victorias consecutivas y su primer título de Super Bowl.

Nick Foles terminó la postemporada 2017 con 971 yardas aéreas, seis touchdowns y solo una intercepción.

Sin duda un cuento de hadas para un jugador que nadie se imaginaba que derrotaría al equipo de una leyenda y futuro miembro del Salón de la Fama. Ahora a disfrutar la victoria. Después pensar en lo que vendrá. Philadelphia Eagles, merecido CAMPEÓN.

Agradezco su atención a la presente colaboración y los espero con sus comentarios, en la próxima ocasión de esta su columna PRIMER DOWN…hasta entonces.

Notas Relacionadas

Primer Down

Pablo Velasco Venegas