Usted decide si rompe la alcancía

Usted decide si rompe la alcancía

Foto: Internet

Amigos que gustan del football americano, les damos la más cordial bienvenida a esta su columna PRIMER DOWN.

 

En esta ocasión les platico que estamos a escasas 16 días de que tenga lugar una nueva edición del Super Bowl, el cual no es sólo uno de los eventos más esperados del año, sino también uno de los más caros para acudir.

Este año la edición LII será el 4 de febrero en el U.S Bank Stadium en Minnesota y los precios de los boletos van desde los 950 dólares hasta los 5,000 billetes verdes.

Ese rango de precio supone un incremento a lo que cuesta un partido de temporada para disfrutar de un partido de los Minnesota Vikings. Empezando por los más baratos para este evento, donde la cantante Pink cantará el himno de Estados Unidos, que hoy se cotizan en 950 dólares, mientras que el mismo asiento en temporada regular cuesta 500 dólares.

Durante la fase regular los boletos para la zona Delta Sky360 Club, la cual está ubicada en las primeras cinco secciones situadas entre la yarda 20 -considerados los asientos VIP- tienen un costo anual de 4,000 dólares por un total de 10 partidos.

Para el juego del que saldrá el campeón de la NFL tiene un costo de 5,000 dólares. Este mismo asiento tiene un precio de 17,500 dólares en el portal de compra y venta de boletos StubHub.

En la zona de precio promedio, los boletos valen 1,350 dólares cada uno, mientras que en StubHub están en 4,350 dólares.

En las zonas patrocinadas por marcas como Hyundai o Metronic las localidades se ubican entre los 2,700 y los 3,500 dólares.

Todo esto puede verse aumentado por cinco, seis, o siete veces si los Minnesota Vikings, quienes juegan habitualmente en el U.S Bank Stadium, vencen este fin de semana a los Philadelphia Eagles en la final de la Conferencia Nacional y consiguen su boleto para el Súper Bowl.

Según un estudio elaborado por un portal especializado en viajes y turismo, el acudir a esta cita le costaría a un mexicano cerca de 100,000 pesos.

Estimación que fue realizada considerando los siguientes elementos: un boleto para el partido, con un costo cercano a los $63,800 más un vuelo de ida y vuelta (con escalas) con valor de $10,400. Pero eso es solo el principio…

En Minnesota, donde se llevará a cabo el partido, desembolsaría por tres noches de hotel algo así como $18,000, más una renta de $3,000 por un coche para desplazarse por la ciudad.

El día del partido se esperan temperaturas menores a veinte grados bajo cero, a pesar de las frías temperaturas los precios para disfrutar este partido han aumentado con respecto a la edición pasada.

Asi es que gentiles amigos, aún están en tiempo de decidir si “rompen el cochinito” o simplemente se deciden por organizar una buena parrillada o reunión con la familia y amigos para ver el juego por TV, sin tener que sufrir sobre todo por el gasto por realizar. Ahora que si su bolsillo se lo permite, pues adelante, a disfrutar del platillo máximo del football americano profesional. Usted decida…

Agradezco su atención a la presente colaboración y los espero con sus comentarios, en la próxima ocasión de esta su columna PRIMER DOWN…hasta entonces.

Notas Relacionadas

Primer Down

Pablo Velasco Venegas