La LFA en resumen

La LFA en resumen

Foto: Internet

Amigos que gustan del football americano, les damos la más cordial bienvenida a esta su columna PRIMER DOWN.

 

En esta ocasión les platico que sin lugar a dudas 2017 fue un buen año para la LFA, la mercadotecnia prevaleció de principio a fin y el resultado está a la vista, la final entre Mayas y Dinos, el estadio “Palillo” Martínez estaba lleno. Pero los directivos saben que las facilidades para dicho recinto terminan en el 2018.

Horacio de la Vega, titular del Instituto del Deporte fue claro: “mi compromiso es hasta el 2018, después ellos sabrán lo que hacen, porque vienen cambios de gobierno”.

Ante esta situación, los directivos de la LFA, tienen que pensar con claridad para el futuro, sobre todo porque existe el antecedente de la primera liga profesional que después de dos años murió por diversas razones.

Si bien, como decíamos al principio, la mercadotecnia prevaleció y hasta hay planes para hacer un mundial de clubes, hay detalles que inquietan a los directivos, entre ellos el costo de los boletos, el servicio médico y aunque ustedes no lo crean, mayor acercamiento con los medios de difusión como lo dijo en su momento, Juan Carlos Vázquez.

Si bien, esos son algunos problemas a resolver, creemos que el principal dilema está en lo interno, ya que existe malestar entre coaches y   jugadores, en este último caso es el más grave, porque dentro de la hermandad que se logró, lo más peligroso es que se trasmita información negativa de boca a boca y que para 2018 ya no quieran reclutarse o acudan a un abogado laboral antes de firmar o llegar a un acuerdo, como lo han externado.

Existe mucha mala información trasmitida oralmente de jugador a jugador sobre inequidades en el trato general como lo fue con las Eagles, quienes se manifestaron toda la temporada, por no tener un campo real de entrenamiento y al último manifestaron sus dudas respecto a su encuentro contra los Mayas, además de eliminar jugadores sin previo aviso, cuando estaban a punto de ser equipados.

Otro factor de división, fue el hecho de los pagos, se habla de que a muchos jugadores no les pagaron lo acordado, y la mayor queja fue que se contrató, por una cantidad muy considerable al ex jugador de la NFL Chad Johnson, el “85” para  realizar un juego con los Fundidores de Monterrey, juago en el que no se llevó a la prensa especializada que habitualmente cubre la LFA, porque no había recursos.

Detalles que hablan mal, de la organización, no de la comercialización, hay muchos, como el hecho de que en la final, entre Dinos y Mayas, los primeros no traían el uniforme morado, porque ya estaba muy roto, utilizaron un negro azulado que se confundía con los Mayas, ante la complacencia de los árbitros.

Podíamos seguir mencionando muchas inconsistencias dentro de la liga, pero no es el caso, en lo que si coincidimos con Juan Carlos Vázquez, es en que también se debe de mejorar el trato con la prensa, porque consideramos una falta de respeto a la misma, el hecho de que en sus boletines consiguen la leyenda: PARA SU PUBLICACION INMEDIATA,  como si previamente hubieran existido un acuerdo o una pauta publicitaria,  como lo hacen con algunos medios de comunicación, que si tendrían esa obligación.

Pero en fin, veremos y estaremos pendientes de ver si se hace el mundial de clubes, si llegan más patrocinadores, sino les quitan el estadio luego de que se vaya el Dr. Mancera a campaña política en este año, si bajan los precios de las entradas, si les pagan a los jugadores lo acordado en tiempo y forma, si no acuden a formas legales para hacer respetar acuerdos de pago  y si se hacen los equipos de Guadalajara y Estado de México.

En fin que son muchas las interrogantes que hay en torno a la LFA para este año, y qué decir para el 2018.

Agradezco su atención a la presente colaboración y los espero con sus comentarios, en la próxima ocasión de esta su columna PRIMER DOWN…hasta entonces.

Notas Relacionadas

Primer Down

Pablo Velasco Venegas