Don Shula: Gran maestro del football

Don Shula: Gran maestro del football

Foto: Internet

 

Amigos que gustan del football americano, les damos la más cordial bienvenida a esta su columna PRIMER DOWN.

En esta ocasión les platico que en ocasión de este 15 de mayo, Día del Maestro, quiero hablarles de un maestro de los emparrillados en la NFL. Me refiero a Don Shula.

Donald Francis Shula nació en Grand River, Ohio, una pequeña localidad sobre la costa del Lago Erie en la parte noreste del estado.

Shula obtuvo su primer trabajo como entrenador poco después de concluir su carrera como jugador, fichando como asistente técnico para la Universidad de Virginia bajo la dirección de Dick Voris en febrero de 1958.

Luego de una temporada en Virginia, Shula fue contratado como asistente por la Universidad de Kentucky en 1959 bajo el mando del entrenador Blanton Collier. Collier había sido asistente de Paul Brown cuando Shula jugaba en Cleveland.

Weeb Webank, que había dirigido a Shula en Cleveland y Baltimore, fue despedido como entrenador en jefe de los Colts en 1963 luego de una serie de temporadas perdedoras y desacuerdos sobre la estrategia y organización del equipo con el dueño Carroll Rosenbloom. Rosenbloom contrató de forma inmediata a Shula como el nuevo entrenador, poco después de haberlo reclutado para este trabajo. Shula tenía solo 33 años en ese entonces, convirtiéndolo en el entrenador más joven en la historia de la liga en ese momento, pero Rosenbloom conocía su personalidad y perspectiva desde sus días como jugador en Baltimore.

Shula llevó a Baltimore a conseguir otro sólido año en 1968, cuando el equipo terminó con el mejor récord de la liga en temporada regular con 13 victorias y solo una derrota. El equipo venció a los Minnesota Vikings en el partido de playoff divisional, para después vencer a los Browns 27-0 en la final de conferencia la semana siguiente. Así fue que los Colts llegaron al Super Bowl III y allí se enfrentaron a los New York Jets. Los Jets fueron liderados por su quarterback, Joe Namath, quien garantizó una victoria antes del partido pese a no ser los favoritos. Nueva York Ganó el partido 16-7.

Shula terminó con un récord de 71-23-4 en siete temporadas con Baltimore, pero su récord en postemporada fue de solo 2-3, incluyendo derrotas en finales en las que los Colts eran los claros favoritos.

Luego de la temporada 1969, Joe Robbie, dueño de los Miami Dolphins, reclutó y contrató a Shula para que sea el nuevo entrenador en jefe de Miami. Como resultado del fichaje de Shula, el equipo fue acusado de manipulación para cerrar este trato por parte de la NFL, lo cual obligó a los Dolphins a entregar su selección de primera ronda a los Colts. La decisión fue controversial porque las negociaciones entre Shula y Robbie y la firma del contrato tuvieron lugar antes y después de la fusión oficial entre la NFL y la AFL, respectivamente. Si las negociaciones hubiesen concluido antes de la fusión, mientras la NFL y la AFL eran rivales, las reglas anti-manipulación de la NFL no hubiesen podido ser aplicadas.

Los equipos de Miami dirigidos por Shula fueron conocidos por sus grandes líneas ofensivas (lideradas por Larry Little, Jim Langer y Bob Kuechenberg), un fuerte juego por tierra (que incluía a Larry Csonka, Jim Kiick y Mercury Morris), sólidos mariscales de campo (Bob Griese y Earl Morrall), excelentes receptores (Paul Warfield, Howard Twilley y el ala cerrada Jim Mandich) y una defensa que operaba muy bien como una unidad cohesionada. Los Dolphins eran conocidos como "La Defensiva Sin Nombre" pese a que contaban con un buen número de grandes jugadores, incluyendo al DT Manny Fernandez y al linebacker central Nick Buoniconti.

En 1972, los Dolphins terminaron la temporada regular invictos con un récord de 14-0-0. Barrieron con los playoffs y culminaron así la temporada perfecta con 17 victorias.

Shula cambió su estrategia a medida que cambió su personal. Sus equipos que participaron del Super Bowl  en 1971, 1972, 1973 y 1974 se destacaron por una ofensiva dominada por el juego por tierra y una defensiva dominante. En 1983, poco después de perder el Super Bowl XVII con los Washington Redskins, los Dolphins seleccionaron al mariscal de campo Dan Marino de la Universidad de Pittsburgh. Marino se ganó el puesto de titular a mediados de la temporada regular de 1983, y para 1984 los Dolphins habían regresado al Super Bowl gracias en gran parte al récord de Marino de 5.084 yardas por tierra y 48 pases de touchdown.

Pese a todo este éxito, la victoria de los Dolphins en el Super Bowl de enero de 1974 sobre los Minnesota Vikings terminó siendo el último título conseguido por Shula. Pese a su consistente éxito en la temporada regular, Shula no pudo obtener victorias significativas en la postemporada, perdiendo en sus 12 apariciones posteriores en los playoffs -incluyendo dos apariciones más en el Super Tazón- antes de retirarse luego de la temporada 1995.

Su retiro luego de que terminó esa temporada regular terminó con uno de los legados más grandes en la historia de la NFL. Fijó numerosos récords en sus 33 temporadas como entrenador. Es el entrenador con la mayor cantidad de partidos dirigidos (526), la mayor cantidad de temporadas consecutivas como entrenador (33), y apariciones en un Super Bowl con seis, cinco con Miami y una con los Colts. Shula tiene un récord de 2 victorias y cuatro derrotas en sus seis presentaciones en finales.

Shula fue el entrenador de los Miami Dolphins de 1972 que terminaron con un récord perfecto de 17-0 y ganaron el Super Tazón VII 14-7 sobre los Washington Redskins

Shula fijó numerosos récords en sus 33 temporadas como entrenador en jefe. Es el líder de todos los tiempos en victorias con 347.

Sin lugar a dudas, un verdadero maestro dentro de los emparrillados. Feliz dia a todos los maestros, guias del saber de la humanidad.

Agradezco su atención a la presente colaboración y los espero con sus comentarios, en la próxima ocasión de esta su columna PRIMER DOWN…hasta entonces.

Notas Relacionadas

Primer Down

Pablo Velasco Venegas