Haciendo historia

Haciendo historia

Foto: Internet

02-02-2017

El 31 de enero es un día de celebración para el sector campesino. En el año 2003 miles de campesinos marcharon por las calles de la Ciudad de México para manifestar su descontento por la precariedad en la que vivían y para exigir, al gobierno de Vicente Fox, mejores condiciones para el campo mexicano.

La conclusión de aquel gran movimiento derivó en la creación de programas sociales en apoyo al sector. La presión de las organizaciones que participaron obligó al entonces presidente de México a ceder. Desde entonces, la fecha se conmemora con una movilización en donde hasta las organizaciones sindicales se han sumado.

A 14 años de aquel gran movimiento, siguen sin resolver muchos conflictos agrarios y el Gobierno Federal ha venido eliminando los programas poco a poco.

El día martes 31 de enero de 2017, el Frente Autentico del Campo (FAC) decidió reivindicar aquellas demandas, en exigencia a la presente administración de una nueva agenda para el campo mexicano.

Cerca de 70 mil campesinos de movilizaron el pasado martes. Llenando el Monumento a la Revolución y formando una columna que iba desde el Ángel de la Independencia hasta dicho monumento sobre Paseo de la Reforma.

Las demandas de esta gran movilización eran; un rechazo rotundo al gasolinazo, para lo que se exigía dar marcha atrás a esta medida; entregar una carta en la Embajada de Estados Unidos, dirigida a Donald Trump, en repudio al trato que la da a nuestros connacionales en su país e invitarlo a sacar del TLCAN los granos básicos; por último, entregar ante las dependencias federales una serie de propuestas, como se hizo en 2003, para reactivar la producción primaria nacional, buscar la soberanía alimentaria y mejorar las condiciones de vida de los campesinos mexicanos.

Ante el descontento hacia la clase política y los gobernantes, la sociedad organizada es la que debe recuperar su voz y la exigencia por los cambios que se requieren. El FAC representa precisamente eso. Un Frente conformado por la cerrazón del gobierno para atender a las demandas de la sociedad, por le necesidad de unirse para exigir ser escuchados y por el descontento hacia una clase política que no escucha y un gobierno que no entiende que están haciendo las cosas mal.

El FAC, conformado por cuatro organizaciones, se encuentra haciendo historia, no sólo por su capacidad de movilización que nadie más tiene, sino por llevar propuestas concretas a la mesa que pueden dar respuesta a las demandas de la sociedad y puede terminar la precariedad en la que se encuentran la mayoría de los campesinos de México.

Actualmente nos encontramos ante una falta de liderazgo como país. Tenemos un presidente que nadie aprueba y unas instituciones en las que nadie les cree. Por otro lado, los partidos políticos se encuentran quemados, se les ve como parte del problema sin importar el color que representen.

Como sociedad, debemos organizarnos para ser nosotros mismo quienes propongamos los cambios que queremos y no caigamos en falsas esperanzas como en el pasado. Hoy, el FAC es el Frente organizado más importante en México, con mayor capacidad de generar consciencia y poder impulsar las propuestas, no sólo del sector primario, sino de toda la sociedad que se encuentra en descontento.

El FAC pasará a la historia como un movimiento de resistencia y de oposición, pero también con propuestas para tratar de lograr un cambio de manera pacífica. Sin ayuda de los partidos políticos o del algún gobierno local, el FAC demuestra que nos es necesario un puesto público para generar los cambios necesarios, que la sociedad organizada puede poner a temblar al gobierno y que sumando esfuerzos podemos lograr el México que todos queremos.

Notas Relacionadas

Otra perspectiva

Omar Ovalle

Especialista en Economía y Finanzas