Balance 2016

Balance 2016

Foto: Internet

21-12-2016

Estamos por terminar el año y sin duda fue un 2016 con muchos cambios políticos y económicos que definirán lo que nos deparan los años venideros. 2016 fue un año que se caracterizó por contar eventos inesperados.

La desaceleración económica de China, uno de los principales consumidores de materias primas, sin duda marco el bajo crecimiento para muchos países emergentes. El Brexit como el evento político más importante del año y que está marcando la ruta a seguir de muchos países europeos. Sin duda también cambia la configuración económica, financiera y comercial del bloque europeo.

En Colombia votaron ‘No’ a la paz que quería instrumentar el presidente Santos. No por qué no quisieran la paz, sino porque la gran mayoría no estaba de acuerdo en las condiciones que el gobierno había negociado con la guerrilla. Evento en el cuál los pronósticos fallaron, característica de este año.

Tal vez lo más sorprendente haya sido la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales. Personaje al cual se le veían muy pocas probabilidades de abanderar la candidatura republicana y fue avanzando poco a poco hasta lograr lo inesperado; convertirse en presidente de Estados Unidos.

Otra sorpresa fue la muerte de Fidel Castro. Después de más de 50 años sin relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba, estas comenzaron a reestablecerse bajo la administración de Obama y Raúl Castro. La muerte del comandante y la presidencia de Trump sin duda retrasarán Las relaciones entre ambos países.

La guerra en Siria ha dejado incontables tragedias. Desde las muertes civiles hasta las oleadas de inmigrantes. Todos hechos lamentables por el fanatismo, el autoritarismo y la lucha por una ideología arraigada en algunos personajes de medio oriente. El asesinato del embajador ruso es muestra de la violencia que se vive en medio oriente. Definitivamente tendrá consecuencias bélicas importantes.

2016 fue un año donde la derecha populista gano terreno en países estratégicos del mundo. Una derecha cambiante en sus ideales, adaptables para un discurso sensacionalista. Ofreciendo respuestas a las demandas que la globalización no puedo cumplir y a la desigualdad imperante en el mundo.

En México, el indicador que ha resentido estos choques externos ha sido el tipo de cambio. Expuesto a los mercados y la incertidumbre, el peso se ha depreciado 18.32% lo que lleva de este año.

Lo cierto es que, la depreciación ha sido por un efecto de incertidumbre en donde los inversionistas ven riesgo y deciden retirar sus activos del país. De todos los sucesos que pueden ser contraproducentes para nuestro país aún no ha pasado nada. Ni el Brexit se ha cumplido o se han establecido en qué condiciones se realizará, ni Trump ha renegociado el Tratado de Libre Comercio y no se sabe cuál será su política comercial. Los efectos solamente de la incertidumbre han puesto en aprietos a las finanzas públicas y a los mercados financieros nacionales y sin duda será mucho más complicado cuando los cambios empiecen a materializarse.

En lo político, el avance del populismo global parece favorecer a quien consideran el candidato antisistema, Andrés Manuel López Obrador. En lo personal pienso que forma parte de la clase política que tanto critica, pero es cierto que ha avanzado en las preferencias y sin duda es un contendiente importante para la presidencia de 2018.

Nos enfrentamos ante un entorno hostil, tanto político como económico. Debemos prepararnos para cambios importantes en el 2017. Sin duda será un año de retos.

@ovalle_omar

 

Notas Relacionadas

Otra perspectiva

Omar Ovalle

Especialista en Economía y Finanzas