¿Hay de qué preocuparse?

¿Hay de qué preocuparse?

Foto: Internet

13-12-2016

Este año resultó con muchas noticias económicas y financieras. Entre muchos analistas existe una heterogeneidad de opiniones con respecto a la situación por la que atravesamos. Mientras la versión más oficialista dice que no pasa nada, hay quienes vemos algunos puntos que ponen en duda esta afirmación. Van algunos puntos para la discusión.

La depreciación fue la principal noticia que inundó las noticias financieras del año. Tan sólo en lo que va de este año hasta este lunes por la noche, la depreciación de nuestra moneda ha sido del 17.25%. La presente administración recibió el Gobierno con un tipo de cambio a 12.96 pesos por dólar, lo que significa una depreciación de 56.85% en lo que va del sexenio.

El alto costo del dólar ya empezó a generar presiones en los precios. El último reporte del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), dice que la inflación se ubicó en 3.09%, superando ligeramente la meta del Banco de México (BANXICO). Aunque este número se encuentra dentro del margen de +/- un punto porcentual, el Índice de Nacional de Precios al Productor (INPP), tuvo un incremento de 7%, lo que comienza a prender los focos rojos.

La deuda del gobierno finalmente tuvo efectos negativos en las finanzas públicas. Standard & Poor’s bajo la calificación de la perspectiva crediticia a México de ‘estable’ a ‘negativa’. La deuda se encuentra cerca del 45% del PIB y preocupa el ritmo acelerado de crecimiento de ésta. Otra de las preocupaciones de la calificadora es que debido al entorno financiero y comercial adverso que se aproxima, nuestro país se vea limitado para cumplir sus obligaciones.

Otra preocupación es que la Reserva Federal (FED, por sus siglas en ingles) de Estados Unidos (EU), pueda subir la tasa de interés en 25 puntos base durante próxima reunión el día miércoles. Un aumento de la FED tendría presión en la deuda externa puesto que elevaría el costo financiero de la misma y, a su vez, encarecería aún más el dólar poniendo presión a la deuda denominada en esta moneda. Seguramente BANXICO hará lo propio elevando la tasa de interés doméstica, tratando de atemperar la depreciación del peso, pero encareciendo la deuda interna. 

El 20 de enero tomará posesión Donald Trump, presidente electo de EU. Al acercarse esta fecha, los mercados se pondrán nerviosos y regresará la volatilidad. Esto por las promesas hechas por Trump en materia comercial, que pueden significar una enorme disminución de divisas que entran a nuestro país.

En medio de este entorno adverso, el hombre más capacitado para enfrentarlo, el Dr. Agustín Carstens, decide abandonar el barco. Tan sólo esta noticia tuvo un efecto negativo cobre el peso haciéndolo retroceder en 50 centavos el mismo día del anuncio. Aunque dudo que se retire por la turbulencia que se avecina, sin duda será una perdida sensible para la estabilidad del país.

¿Y nuestros representantes políticos? El Secretario de Educación, Aurelio Nuño, invitando a los niños a ‘ler’. El Presidente Nacional del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Juan Díaz de la Torre, pidiéndole a padres de familia que les enseñen a los niños un mayor vocabulario en casa, cerrando con la frase “no es choro”, demostrando su gran léxico.

Otro Secretario de Estado, José Calzada, titular de la SAGARPA, se le ocurre la gran idea retar a miembros del gabinete en el #RetoGuacamole, con tal de regresar a los medios. ¡Total, no hay nada más que hacer! Reto que por cierto gano la canciller, Claudia Ruiz, quien se encuentra aislada y disminuida, debido a la reacción que tuvo ante la visita de Donald Trump cuando aún era candidato. Al menos tendrá un logro que presumir, si es que no continua en su puesto. 

¿Y los legisladores? A los Senadores del PRD muestran su devoción por las fiestas decembrinas, cerrando el año en una posada y rompiendo una piñata con la imagen del mismo presidente electo de EU. Al grito de ¡eeeeeeehhh putoooooo! los legisladores se divirtieron, sin saber que un video circulaba por las redes y muy pronto se reproduciría ante el equipo de Trump.

Los Diputados no se querían quedar atrás. Ante los XV de Rubí, evento que se viralizó en redes, legisladores federales ya piensan en asistir a la fiesta para “ver las carencias de la comunidad de la joya”, municipio de Villa de Guadalupe, San Luis Potosí, lugar donde se llevará acabo el evento. Definitivamente los diputados decidieron subirse al ‘tren del mame’.

La clase política le pone su tono personal ante una situación turbulenta que se acerca. Con estos representantes, la conclusión es muy clara.

Si hay de qué preocuparse.

@ovalle_omar

 

 

 

 

Notas Relacionadas

Otra perspectiva

Omar Ovalle

Especialista en Economía y Finanzas