¡La tía Juana nos salió racista!

¡La tía Juana nos salió racista!

Foto: Internet

Morena, criolla, migrante, cosmopolita, con aires de michoacana, pero también de oaxaqueña, sin dejar de lado su acento sinaloense y ascendencia sonorense. Vieja centenaria que ha llenado sus canas, calles y colonias por incontables migraciones y deportaciones, pero también con  un espíritu original indio, de los cucapá, paipai  y kiliwa que fueron los primeros en poblar en norte de la península de Baja California.

Pero ahora resulta que la legendaria “Tía Juana” nos salió racista. Sí, le salió lo trompuda, por aquello de Trump,  lo intolerante, lo respondona y un porcentaje de sus pobladores se sienten anglosajones, del Medio Oeste de Estados Unidos, con un espíritu de “América para los americanos” pero en región cuatro con el grito de guerra “Tijuana para los tijuanenses” realizan marchas de repudio a los migrantes hondureños, salvadoreños y guatemaltecos.

Lo que hace la estupidez de un alcalde -Juan Manuel Gastelúm-, por cierto, apellido oriundo de Sinaloa, es decir, su familia es migrante. El edil, me imagino anglosajón, busca encontrar al culpable de la violencia, los asesinatos, los secuestros,  la corrupción y la ineptitud de su gobierno en los centroamericanos que están llegando a esta frontera.

También la “Tía Juana” come mal últimamente, se alimenta en exceso de las redes sociales, de las llamadas “Fake News” para no ofender a los émulos de Trump. A lo largo de la caravana se han publicado una serie de mentiras respecto a que exigen un tipo de comida, que tiran la ropa, que dejan un basurero, que exigen transporte o que se hospedan en hoteles. Nada es cierto. Me ha tocado hablar con ellos en la Ciudad de México, en Querétaro, en Celaya. Son gente agradecida, no violenta.

Es parte de una campaña impulsada por el gobierno federal, con el respaldo y patrocinio de  Estados Unidos, para desprestigiar y criminalizar a los migrantes centroamericanos, para crear un clima de odio, como el que la “Tía Juana” ya tiene.

De Enrique Peña Nieto y su entreguismo a Trump ya ni hablamos. Ya levantó su propio muro fronterizo en Tijuana al ordenar la Policía Federal instalar vallas metálicas en el lado mexicano de la garita de San Ysidro, California, mientras la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos continuó el reforzamiento del cerco fronterizo que corre en la zona de la canalización.

Trump vocifera en redes sociales señalando que los migrantes están realizando una invasión a Tijuana “y no lo tolerarán. Están causando crimen y grandes problemas en México. ¡Váyanse a casa!”.

Tal vez pronto en lugar de un burro pintado de cebra en la emblemática Avenida Revolución de Tijuana se vaya a cambiar por un búfalo pintado con barras y estrellas y esa vialidad cambie el nombre a Avenida Washington, digo ahora que estamos tan de acuerdo con los muros, la militarización de la frontera y el hostigamiento a migrantes.

La “Tía Juana” a principios del siglo XX era sólo un ranchito de 245 habitantes. De los 20´s a los 40´s del Siglo pasado fue un gran casino y la cantina de muchos estadunidenses que buscan diversos de este lado de la frontera. A partir de los 60´s y hasta la fecha ha sido foco de atracción para migrantes mexicanos y extranjeros que han impulsado el crecimiento de esta zona del país.

Notas Relacionadas

Tal Cual

Luis Carlos Rodríguez González

Luis Carlos Rodríguez González