AMLO, entre gustos y disgustos

AMLO, entre gustos y disgustos

Foto: Internet

AUN CUANDO no le han entregado su constancia de mayoría como presidente electo -ello ocurrirá el miércoles próximo-, y mucho menos le han colocado la banda tricolor sobre el pecho en un acto republicano, Andrés Manuel López Obrador trae en su costal de acciones a realizar muchos gustos y disgustos.

De acuerdo con encuestas publicadas, ha gustado entre la población el recorte al gasto vía reducción de salarios, aunque es una decisión que no es avalada en su totalidad.

Ha gustado en los mercados financieros su actitud responsable de no mover nada de la política monetaria y cambiaria del país. No hay escalofríos en los hombres del dinero que mueven más de 30 mil millones de dólares cada día en los portafolios de divisas.

Ha caído bien, según sondeos publicados en medios de comunicación, la continuidad que ha marcado en la política comercial, donde continúan las negociaciones para lograr un acuerdo bilateral o trilateral con el gobierno de Donald Trump.

Ha gustado el anuncio de hacer foros para la pacificación y reconciliación nacional, el primero de los cuales arranca mañana martes en Ciudad Juárez, Chihuahua, y en el que participarán los próximos secretarios de Hacienda, Gobernación, Seguridad Pública Federal y Relacionales Exteriores, Carlos Urzúa, Olga Sánchez Cordero, Alfonso Durazo y Marcelo Ebrard, respectivamente.

Ahora bien, no ha gustado la decisión de AMLO de mover a 14 secretarías de Estados y varias docenas de organismos desconcentrados y descentralizados hacia estados del país, ya que pone en riesgo la estabilidad de muchas familias que votaron por él.

No ha gustado entre la población adulta la separación que el presidente virtual de México provocará entre ellos y sus nietos, miles de los cuales deberán emigrar a otras escuelas y poblaciones. No hay que olvidar que, en decenas de miles de casos, los adultos mayores son los encargados de llevar y traer a los niños a las aulas, en los casos en que ambos padres trabajar en el sector público.

No ha gustado entre analistas el gasto que se generará con el traslado de más de medio millón de burócratas, que deberá salir de la CDMX y que, de acuerdo con cálculos conservadores, rebasaría los 130 mil millones de pesos.

No fue positivo el anuncio del nombramiento de Manuel Barlett, como próximo director de la Comisión Federal de Electricidad, ni el de Marcelo Ebrad en la Secretaría de Relaciones Exteriores, por su pasado político.

No ha gustado en las comunidades indígenas del Sureste de México, sobre todo en las que controla el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en Chiapas, la ruptura y peligrosa confrontación que se está generando con alcaldes emanados de Morena y que podrían enfrascar al país en una tensa situación que a nadie conviene por no respetar los usos y costumbres que Vicente Fox y Felipe Calderón colocaron en rango constitucional.

*****

LAS DECISIONES controvertidas de AMLO, muchas de ellas colocadas en los 50 puntos para la austeridad y para combatir la corrupción, han provocado una reacción airada en la población que puede poner en jaque el ejercicio del poder hacia el futuro. Cada día crece la voz del ágora de que todas las decisiones importantes y que pueden afectar a una masa importante de población se deben someter a encuestas o foros de consulta, como se piensa hacer con la idea de mantener o no el proyecto del aeropuerto y la revocación de mandato.

*****

LA OLA de violencia que se ha generado en las últimas dos semanas en Chihuahua, principalmente en Ciudad Juárez, debe ser tomada en cuenta con mucho cuidado y equilibrio, porque justo ahí comienza mañana martes 7 de agosto el primer foro de consulta para la reconciliación y la paz nacional. El tema es digno de un análisis expedito que nos lleve a una lectura certera de lo que ocurre en esa zona que se disputa el crimen organizado y que la semana pasada causó 27 muertos en menos de 24 horas.

*****

BANCO BASE difundió que el peso cerró la semana con una apreciación moderada de 0.38% o 7 centavos, y la paridad se quedó en 18.56 pesos por dólar, debido a que los participantes del mercado cambiario esperan que se confirmen los avances en el proceso de renegociación del TLCAN, aunque predomina la promesa de que es posible un acuerdo preliminar antes de que concluya este mes.

*****

EL INDICADOR de confianza del consumidor de julio, que dio a conocer el INEGI, y que se ubicó en 42.1 puntos, registró un alza de 5.3 puntos con respecto al mes previo, y es el mayor incremento mensual en registro desde 2017.

*****

Sígueme en Twitter @GerardoFloresL

 

Notas Relacionadas

Prisma Empresarial

Gerardo Flores Ledesma