Las cifras del retroceso económico

Las cifras del retroceso económico

Foto: Internet

NUMEROSOS ANALISTAS coinciden conmigo en que José Antonio Meade Kuribreña no es el mejor secretario de Hacienda del América Latina, cuando arrastras un crecimiento anualizado de 1.7% en la economía y un decremento de 0.2 por ciento en el tercer trimestre de este año.

Causa pesar que entreguen premios en el exterior a quienes traen cuentas pírricas en el desarrollo nacional y que se reconozca a quienes prefieren adelantar pagos de deuda a los organismos financieros internacionales, y refinanciar más débitos, en lugar de derramar recursos a quienes perdieron todo en los sismos de septiembre pasado.

El coraje también se acrecienta cuando escuchas o lees a numerosos economistas y empresarios de México que califican el trabajo de Agustín Carstens como excepcional o inmejorable al frente del Banco de México, mientras se arrastra una devaluación de más de 30% desde que empezó el declive del peso frente al dólar en 2015, y una descomposición en la inflación que llega a niveles casi de 7%.

La culpa del nulo crecimiento puede endilgarse a los sismos de septiembre o también a la presión abrumadora del dólar sobre el peso, por alza en tasas de interés de la FED o amenazas de Donald Trump; al consecuente contagio en la inflación o quizá al aumento de los combustibles, las tarifas eléctricas o el gas, pero lo cierto es que el trabajo del gabinete económico-financiero ni es excepcional ni tampoco inmejorable.

Los culpables puedes ser muchos más factores, sólo que en muchos lugares del planeta las omisiones, negligencias y metas incumplidos se pagan con la renuncia al cargo, sobre todo si aceptas que las condiciones de riesgo se han incrementado.

Ahí les dejo la conseja, la moraleja, la frase pues: ¡A confesión de parte, relevo de pruebas!

PUNTOS Y LINEAS

EL GOBERNADOR del Banco de México, Agustín Carstens, dejará su cargo el 30 de noviembre próximo hacerse cargo del Banco de Pagos Internacionales, una de las instituciones más prestamistas del planeta, y el relevo debería recaer en Manuel Ramos Francia, que tiene muchos años dentro de la institución, o en Alejandro Díaz de León, el consentido del gabinete financiero. El reemplazo natural debería ser el actual secretario de Hacienda, José Antonio Meade, como ha ocurrido en otros periodos sexenales. Si Meade llega a Banxico, el abanderado del PRI a la Presidencia de la República se circunscribiría a tres aspirantes fuertes: Miguel Ángel Osorio, José Narro y Enrique de la Madrid… EN LA Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur), finalmente imperó la razón y la mayoría de los consejeros respaldaron la gestión de su presidente, Enrique Solana Sentíes, quien ha estado sometido a toda clase de vituperios, escrutinios, mancha en su imagen personal y desprestigio de la centenaria institución desde principios de este año. La raíz del problema se llama Juan Carlos Pérez Góngora, un político-empresario, que después de perder elecciones en San Pedro Garza García, Nuevo León, quiso apoderarse de la Concanaco-Servytur y por todos los medios impidió que Ricardo Navarro, ex presidente de la Canaco capitalina, ocupara la presidencia que Solana Sentíes debió dejar en febrero pasado. En la última asamblea de la Confederación, se destrabaron puntos que tienen que ver con la organización, como la elección de nuevos consejeros y la aprobación del informe del presidente actual y de los estados financieros. Pérez Góngora sigue con su amparo obtenido cuando no lo dejaron registrarse como candidato a la presidencia del organismo empresarios y por esa razón Enrique Solana, ya con el apoyo de la mayoría de los consejeros de la Concanaco-Servytur, hizo un exhorto al Juzgado Décimo de Distrito en Materia Administrativa de la Ciudad de México para que resuelva el fondo del amparo y se destrabe el conflicto electoral en la Concanaco. Pérez Góngora sólo pudo juntar 26 votos en contra de la aprobación del informe anual de la gestión de Solana, mientras que éste obtuvo 253 votos para que se aprobara… Donald Trump relevó a Janet Yellen por diferencias en el fondo y forma de manejar la política monetaria de Estados Unidos, y ahora colocó en la FED a Jerome Powell, un incondicional, abogado no economista, para que, a modo, proceda conforme a la voluntad de su presidente, sobre todo en lo que se refiere un relajamiento de las reglas que se aplican a entidades financieras -léase bancos-, así como en la anulación de candados que les produce la emisión de miles de millones de dólares para engordar las carteras de los inversionistas, vía réditos… MEXICO TENDRÁ que ajustar su política fiscal si quiere mantener competitivos los capitales productivos y especulativos que se mueven en el mercado bursátil, porque todo parece indicar que la reforma tributaria de Trump se aprobará antes del 23 de noviembre y con ello, si no actuamos prudentemente, habrá una salida de capitales, mayores beneficios tributarios para inversionistas en la Unión Americana, estímulos para quienes tienen ingresos millonarios en aquella nación, y un incremento calculado en 1.5 billones de dólares en el déficit fiscal en los próximos 10 años, pero para nosotros el efecto sería inmediato y devastador, incluso en la inversión extranjera directa, además de la consabida pérdida de competitividad de las empresas mexicanas frente a las compañías estadounidenses. Habrá que disminuir impuestos a las empresas, a las inversiones foráneas y también a la repatriación de capitales o nos quedaremos chiflando en la loma.

Sígueme en Twitter @GerardoFloresL

 

Notas Relacionadas

Prisma Empresarial

Gerardo Flores Ledesma