TLCAN hacia a la deriva y a punto de encallar o hundirse

TLCAN hacia a la deriva y a punto de encallar o hundirse

Foto: Internet

LA RELACION comercial entre Estados Unidos y México está muy tensa, y entre Canadá y Estados Unidos, también. Todo parece indicar que Donald Trump no tiene interés en firmar un Tratado de Libre Comercio renegociado, porque después de las decisiones que ha tomado en contra de tal propósito, lo que diga o haga es un contrasentido.

En la cuarta fase de conversaciones que inició el 11 de octubre pasado y termina mañana martes, el ambiente se tornó álgido, porque el gobierno de Washington concretó dos propuestas que ya había anunciado en secreto y a voces y que tendrán repercusiones graves para México, si se aceptan.

Una de ellas es la “cláusula de expiración” que obligaría la revisión del TLCAN cada 5 años, la cual ocasionaría un desplome de la inversión extranjera directa (IED) en México, ya que la IED de la industria manufacturera proviene principalmente de Estados Unidos y ningún hombre de negocios hace planes a un lustro sino a largo plazo.

Y la otra es la propuesta modificación a las reglas de origen para el sector automotriz, elevando de 62% a 85% el requerimiento de contenido que tiene que provenir de países miembros del TLCAN, agregando además un requisito específico de 50% de contenido estadounidense.

Ambas propuestas son inadmisibles, como lo sería el permitir que Estados Unidos meta mano en el esquema de libre flotación del tipo de cambio, y nos gire órdenes para intervenir la paridad, si al señor Trump le brota alguna ocurrencia en su escaso IQ.

En el caso de Canadá, la tensión está al máximo, sobre todo después de que el hombre que está sentado en la silla más importante de la Casa Blanca, anunció la imposición de un arancel del 220% a un modelo de aviones de Bombardier, empresa con base en Canadá.

El disgusto no se hizo esperar, porque Trump quiere beneficiar a Boeing que acusa a Bombardier de prácticas antidumping o de apoyar con subsidios la fabricación de naves en Canadá.

De este modo, el séquito de negociadores del TLCAN, con Robert Emmet Lighthizer a la cabeza, está metido en una coyuntura difícil de salvar, porque México y Canadá no están a gusto con las pláticas y las imposiciones.

Con esta radiografía, cualquier de los tres países se puede levantar de la mesa y dejar de lado las negociaciones y acabar así un TLCAN que fracturado será como un sismo, pero de orden comercial, con grandes consecuencias y costos para todos.

Sin embargo, para México es mejor terminar que admitir esas condiciones, porque entraríamos a una ruta sin retorno, y dejaríamos a Estados Unidos la facultad y suposición de que sigue siendo el policía del mundo, el vigilante del orden internacional y el probo justiciero ante las iniquidades.

Para México, este escenario que es el peor de todos, pone en riesgo al sector externo de México, y aunque tendremos impactos graves e inmediatos en el tipo de cambio y contagios dañinos en la inflación, porque aumentarían muchos precios de productos que adquirimos, nos obligaría a buscar otras opciones, abandonar nuestra era de confort en material comercial y, sobre todo, a ser más competitivos.

La perinola está girando, pero antes de que Estados Unidos pretenda tomar todo, estamos destinados a poner todos, con las consecuencias que ello implique también para el empleo y una baja importante en el crecimiento económico, salida de inversiones y desplome en exportaciones.

Estamos obligados a buscar otros mercados, aplicar a la brevedad un programa de sustitución de importaciones y apoyar el gran potencial exportador que tenemos.

Ahí les dejo la conseja, la moraleja, la frase pues: ¡Los locos abren los caminos que más tarde recorren los sabios!

*****

PUNTOS Y LINEAS

EL PESO mexicano sufrirá mucho esta semana con la ruptura del TLCAN o los caprichos de Donald Trump. De acuerdo con Gabriela Siller, directora de Análisis Económico-Financiero, nuestra moneda podría rebasar fácilmente la barrera sicológica de las 19 unidades por dólar. La semana que recién terminó, la paridad registró una depreciación de 2.35% o 43.5 centavos, cotizando alrededor de 18.97 pesos por dólar, tocando un máximo de 18.99 pesos por dólar y colocándose como la única divisa con pérdidas entre los principales cruces y como la más afectada entre las monedas de economías emergentes... ESTE LUNES, el Fondo de la Vivienda del ISSSTE, que encabeza Luis Antonio Godina Herrera, y con motivo de sus 45 años, cancelará su Estampilla Postal Conmemorativa, en el edificio sede de Correos, en el Centro Histórico de la Ciudad de México... Y QUE le dan al secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade Kuribreña, un reconocimiento como ministro de Finanzas del Año en la región de América Latina. El galardón se lo dio la revista especializada Global Markets, en el marco del último día de actividades de las reuniones anuales del Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) celebradas en Washington, D.C. Los méritos son estabilización de la deuda pública respecto del Producto Interno Bruto (PIB) de México y las resultantes mejoras en las perspectivas sobre las calificaciones crediticias del país. Sólo hay que recordar que, esa misma revista u otras, han galardonado a otros secretarios de Hacienda y que, sin cuestionar su formación académica, la verdad es que a los mexicanos no nos representa ningún beneplácito, pues seguimos con débitos, empobrecidos y con deudas ancestrales en zonas de gran marginación social. Ojalá que el premio no haya tenido un costo, como muchos. Hay que subrayar que Meade pagó o refinanció deuda por adelantado, por casi 2 mil millones de dólares, en un momento en que millones de personas perdieron todo en los sismos del 7 y el 19 de septiembre.

Sígueme en Twitter @GerardoFloresL

 

Notas Relacionadas

Prisma Empresarial

Gerardo Flores Ledesma