Revisión en el PEF 2018 para atender a los damnificados

Revisión en el PEF 2018 para atender a los damnificados

Foto: Internet

AÚN NO se ha dado a conocer un informe oficial sobre la estimación monetaria que significarán los daños materiales causados por los sismos del 7 y 19 de septiembre en la capital del país, y en los estados de México, Tabasco Puebla, Chiapas, Oaxaca, Morelos y Guerrero, pero se calcula que podrían representar hasta 3 puntos del Producto Interno Bruto, equivalentes a unos 450 mil millones de pesos.

Quizá las autoridades esperan que las donaciones reemplacen la necesidad social, como la población sustituyó al poder público desde el primer minuto de la tragedia, la repetición de una pesadilla vivida hace 32 años, pero no debe ser así.

La autoridad debe amarrarse el cinturón y, efectivamente, determinar que a los partidos políticos se les quiten recursos que se dilapidan en propaganda y spots inútiles; a los diputados y senadores los debe despojar de sus gastos suntuarios como boletos de avión, manicure, autos, vales de gasolina, choferes, guaruras, comidas, bebidas, teléfonos celulares, asesores, secretarias y hasta oficinas alternas. Los mismo va para el Poder Judicial y sus jueces, magistrados y ministros que gastan como jeques árabes.

450 mil millones de pesos parece mucho dinero, y el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, debe hacer una revisión del gasto público o contratar más deuda, para atender a los damnificados que perdieron todo en los más recientes movimientos telúricos.

450 mil millones de pesos parece una cifra mayúscula, pero sólo es el 6% de las reservas internacionales; más o menos el 8 por ciento del gasto neto programado para el año próximo (5 billones 236 mil millones de pesos); casi la misma cifra que se destinará al pago de la deuda pública el próximo año (489 mil millones de pesos), y poco más de la mitad de lo que recibirán estados y municipios vía participaciones federales (809 mil millones de pesos).

Pocos políticos acudieron a las áreas afectación o fueron vistos en el lugar de los hechos, y vale decir que esa gran mayoría de personajes que se desviven por los pobres, ya no tienen ninguna autoridad moral para repartirse un monto presupuestal que de suyo sí es una cifra muy alta.

Más de 3 mil casas en la capital del país resultaron dañadas; alrededor de 50 mil casas se perdieron sólo en Chiapas y Oaxaca; más de 380 viviendas ya no existen en Xochimilco, además de unas mil 300 escuelas que requieren ser reedificadas. Todas esas personas y sus familias requieren de una respuesta contundente por parte de las autoridades. Ya no desean palabras, para eso están las homilías del Papa Francisco.

Ahí les dejo la conseja, la moraleja, la frase pues: ¡De lengua, me como un plato!

PUNTOS Y LINEAS

SERÁ ÉSTA semana cuando diputados y senadores reanuden labores, después de 12 días de asueto forzado. Se fueron de puente desde el jueves 14 de septiembre y reanudaron tareas el miércoles 19 de septiembre, pero con el grave sismo que sacudió a la capital del país, otra vez, interrumpieron labores. Sin embargo, ya anunciaron que trabajarán “arduamente” para que en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2018 no haya afectación para los programas sociales, ni se descuiden temas prioritarios como el combate a la pobreza, la educación o los sistemas de salud, y que también se destinen recursos suficientes a la población que se vio afectada… LOS LEGISLADORES deberán arreglar esa iniquidad que existe en el PEF, y que sólo destina 9 mil millones de pesos al Fondo de Desastres Naturales (Fonden), cifra que podría subir a 15 mil, si se autorizan 6 mil millones de pesos, gracias a la “generosidad” de diputados y senadores. La cifra, sin embargo, es 5 veces menor a los 77 mil 200 millones de pesos que le aprobarán a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), que aún dirige Gerardo Ruiz Esparza, cuyas pifias le han costado al país y sus contribuyentes más que todo el presupuesto que le van a dar al Fonden…LA RENEGOCIACION del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que se realiza en Ottawa hasta el miércoles 27 de septiembre, no pinta nada bien en cuanto a resultados, pues Canadá amenazó con levantarse de la mesa de conversaciones si el gobierno de Trump insiste en extirpar el Capítulo 19 que se refiere a los mecanismos de controversias y arbitraje entre los tres países. México ya subrayó que no admitirá cambios en la reglas de origen, en las cuales Estados Unidos pretende elevar el porcentaje de contenido, como es el caso del sector automotriz que ya está en 62.5%, pero Trump quiere más. El otro tema espinoso es que el régimen de Washington insiste en reducir su déficit comercial con México y Canadá, cuando todos sabemos que la brutal diferencia entre lo que venden y compran los gringos, la pueden encontrar en el comercio con los chinos.

Sígueme en Twitter @GerardoFloresL

 

Notas Relacionadas

Prisma Empresarial

Gerardo Flores Ledesma