Se acabará la promoción de México en el exterior

Se acabará la promoción de México en el exterior

Foto: Internet

EL DERECHO de No Residente (DNR), cuya recaudación anual por unos 7 mil millones de pesos, y que se pretende usar para financiar una parte del Tren Maya en el próximo sexenio, ha generado ámpula en el sector Turismo, porque con ello se acabaría la promoción de México en el exterior y se tendría que pensar en otras fuentes de ingreso para realizar esa tarea.

Los recursos recabados por el pago del llamado DNR pasan directamente a las arcas del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM), cuya tarea ha sido exitosa en el mundo, al convertirse en cúmulo de divisas que dejen turistas extranjeros y en un aumento en la cifra de paseantes foráneos por México.

Al gobierno que tomará posesión el 1 de diciembre no le importan las opiniones de los integrantes de la llamada industria sin chimeneas, no obstante que el presidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET), Pablo Azcárraga ha calificado al Tren Maya como un proyecto de anuncio “prematuro”, carente de detalles técnicos y alcances de la obra.

La nueva administración que encabezará Andrés Manuel López Obrador no ha informado cómo será financiado dicho proyecto ferroviario, necesario pero costoso, y lo único que se sabe es que se usarán esos 7 mil millones de pesos recabados cuando los turistas pagan un derecho al ingresar a México, y que, por cierto, apenas había subido de un costo de 350 pesos a 500 pesos por persona.

La verdad es que no hay nada de extraño en la decisión del futuro gobierno sobre este asunto, ya que el mismo Miguel Torruco Marqués ha minimizado la promoción y el éxito que se ha logrado por parte de nuestro país en el ranking del turismo mundial

El futuro secretario de Turismo federal considera que no es importante la cifra de turistas extranjeros que llegan a México, sino el monto de las divisas que dejan.

Quizá tiene razón, pero el ranking existe y lo opera la Organización Mundial del Turismo (OMT), así que no es prudente minimizar un avance tan importante en ese ranking que hace un lustro nos tenía ubicados en el lugar 15 contra el sexto que hoy ocupamos.

Torruco Marqués no debe desdeñar tampoco la promoción, porque es una de las pocas herramientas efectivas para atraer turistas del mundo y atajar las alertas negativas que emite el Departamento de Estado de Estados Unidos.

Hay que preocuparnos si en la política del nuevo gobierno sólo predomina el aliento al turismo social, porque ese rubro no deja divisas ni tampoco provoca gran dinamismo en la economía. No es acertado estimular únicamente un mercado turístico basado en los mexicanos pobres que, con su torta bajo el brazo viajan en autobús y se hospedan en el hotel cama-arena. Ese turismo ya existe, no necesita promoción ni subsidios.

*****

MUY BIEN ha subrayado Enrique de la Madrid que el turismo en México va viento en popa y que dejará excelentes resultados que obligarán el nuevo gobierno a remontar las cifras o mantenerlas.

De acuerdo con el reporte de “Resultados de la Actividad Turística”, realizado a junio de 2018 y que publica Datatur, plataforma estadística que se alimenta de datos generados por el Banco de México y del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en los primeros 6 meses del año, el ingreso de divisas por visitantes extranjeros registró un aumento de 4.3 por ciento.

En 2017, en el lapso señalado, entraron al país 11 mil 107 millones de dólares contra 11 mil 582 millones de dólares en el periodo enero-junio de 2018.

En el primer semestre también se contabilizaron 20.6 millones de turistas internacionales que llegaron a México, cifra superior 7.3% a los 19.2 millones registrados en el mismo periodo de 2017.

*****

@AlejandraBernal

 

Notas Relacionadas

Valija Viajera

Alejandra Pérez Bernal