La cifra de Pueblos Mágicos se queda como está

La cifra de Pueblos Mágicos se queda como está

Foto: Internet

EL TEMA de ampliar el número de Pueblos Mágicos quedó en el limbo. Muchos dicen que, por falta de presupuesto, otros argumentan que desde las altas esferas de la Sectur federal, que encabeza Enrique de la Madrid, decidieron ya no mover nada para no herir susceptibilidades o quitarle esa categoría a alguna población que con la preferencia del nuevo gobierno que arribará en diciembre próximo, y queja de por medio, fuera resarcido de lo que se pudiera considerar un despojo.

Así que seguiremos con 111 Pueblos Mágicos y no llegaremos en esta administración a los 120 prometidos. 

*****

DICEN QUE la inseguridad es el principal reto por resolver en el próximo sexenio, no sólo para reducir la cifra de criminalidad, sino por los efectos dañinos que Estados Unidos provoca cada que vez que emite una alerta contra nuestro país y que genera comezón en todos los sectores, principalmente el del turismo.

Cuando el Departamento de Estado, sin fundamento y razón alguna, nos coloca en una lista de países con regiones o estados de la República que no deben ser visitados por sus ciudadanos, se provoca una especie de rencor contra el gobierno estadounidense, aunque después venga al apaciguamiento cuando se dan a conocer las cifras de visitantes del vecino país del norte a destinos de México, y que contradicen cualquier argumento sobre inseguridad generalizada.

*****

AUNQUE YA se van, los diputados de la LXIII Legislatura insisten en aumentar el cobro de la prestación de los servicios migratorios en aeropuertos a pasajeros de vuelos internacionales que abandonen el territorio nacional, como si los cobros no fueran ya excesivos.

El diputado morenista Juan Romero Tenorio, a la sazón secretario de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, ya hizo su labor de promover una iniciativa para reformar la Ley Federal de Derechos, y pasar dicho cobro de 69.78 pesos a 132.18 pesos.

Aunque el cobro sería de más de seis dólares y el estándar internacional es 21 dólares, lo cierto es que el horno no está para recibir más bollos con cargo al bolsillo de nadie.

Respecto al cobro a los visitantes sin permiso para realizar actividades remuneradas con fines turísticos, el cual es de 500 pesos, el legislador plantea que se destine el 50% al Instituto Nacional de Migración para mejorar los servicios en la materia y el otro 50% al Consejo de Promoción Turística de México (CPTM) para apoyar sus tareas. No hay que olvidar que el gasto del CPTM es de 9 mil millones de pesos y pocos lo fiscalizan.

@AlejandraBernal

 

Notas Relacionadas

Valija Viajera

Alejandra Pérez Bernal