Acciones contra tramposos hoteleros, restauranteros y propietarios de bares

Acciones contra tramposos hoteleros, restauranteros y propietarios de bares

Foto: Internet

SOLO PUEDEN ser calificadas como plausibles las acciones que ha emprendido la Secretaría de Turismo federal, que encabeza Enrique de la Madrid Cordero, en contra negocios que venden alcohol adulterado, alimentos caducados, que no cumplen con los estándares de higiene, ni tienen en orden la información o documentación que deben exhibir al turismo, nacional y extranjero.

 

Todas las familias, estén o no gozando del periodo vacacional, agradecen las acciones, como la emprendida la semana pasada, para someter al orden a los tramposos hoteleros, restauranteros, dueños de bares, y otros prestadores de servicios turísticos que se localizan en varios destinos turísticos, aunque son los menos.

En esta ocasión le tocó a Quintana Roo, entidad del sureste mexicano, en la cual, De la Madrid Cordero, en coordinación con la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), realizó un operativo que incluyó 31 visitas de verificación en comercios de Playa del Carmen y Cancún.

Ahí, tras la firma de un convenio entre las autoridades y prestadores de servicios como La Cámara Nacional de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), se dio cuenta de la suspensión en dos establecimientos y el aseguramiento de 344 litros de alcohol que se encontraba en condiciones sanitarias inadecuadas.

El objetivo es proteger la salud de la población y de los turistas en Quintana Roo, uno de los destinos más importantes del país.

Las autoridades de Cofepris informaron, en esa reunión, que impusieron sanciones administrativas por más de 60 millones de pesos en toda la República a diversos establecimientos comerciales por incumplir las normas sanitarias, al tiempo que anunció que se continuará el trabajo conjunto con la Secretaría de Turismo para velar por la salud de los turistas en la región y en todo el país.

Como resultado del operativo suspendieron el bar “Fat Tuesday” por no garantizar el origen y la inocuidad de algunas bebidas alcohólicas que se encontraban en garrafas de 20 litros con etiquetado y marbetes que no correspondían al producto original y porque su concentrado de frutas estaba caducado.

Se identificó a una empresa que elabora bebidas alcohólicas y las vende en la región, cuyas malas prácticas de fabricación sumaban unos 40 mil litros de bebidas alcohólicas.

También se suspendió la actividad en la barra de bebidas alcohólicas del Lobby Maya Kukulkán del “Hotel Iberostar Paraíso Maya”, por incumplimiento de condiciones sanitarias, fuga de agua, instrumentos de medición de temperatura sin desinfectar, tapa del registro de drenaje con movimiento y presencia de producto desinfectante sin identificación. En este sitio se aseguraron bebidas alcohólicas por caducidad vencida y falta de etiquetado.

Por falta de mantenimiento, limpieza, orden y documentación se hicieron observaciones a ocho establecimientos en Playa del Carmen: “Hotel Iberostar Paraíso Lindo”, “Hotel Iberostar Gran Paraíso”, “La Chopería”, “Los Olvidados”, “Mc Carthy Bar”, “Coco Bongo”, “México Loco” y “Guy Frieri”.

En Cancún, se hicieron observaciones sanitarias por falta de mantenimiento, limpieza, orden y documentación al “Hotel Iberostar”, “Hooters”, “La Vaquita”, “Blue Gecko”, “Dady´O”, “Señor Frogs”, “Crab House”, “Fred´s House”, “Porfirio´s Cancún”, “La Destilería”, “La Casa del Habano”, Carlos´n Charlie´s” y “Fat Tuesday”.

Las medidas van a continuar, para tranquilidad de los turistas.

EL DATO: Quintana Roo registra una ocupación hotelera del 89%, con una afluencia de 2 millones 293 mil visitantes y una derrama de mil 916 millones de dólares. La región recibe anualmente 11 millones de turistas en más de 98 mil cuartos de hotel, donde se mantienen estrictas medidas de calidad en el servicio relacionadas con los consumos de los turistas. (Fuente: Marisol Vanegas, secretaria de Turismo estatal)

*****

EL DENTAL es uno los sectores del turismo que más dinamismo han registrado en este año.

Tal segmento tiene un valor actual de mil 300 millones de dólares anuales en México, particularmente en la frontera norte y el sureste del país, en donde visitantes de Estados Unidos, Canadá e incluso de Europa llegan al país para recibir tratamientos dentales.

David Hidalgo, director general de Ivoclar Vivadent, empresa con 25 años en el mercado mexicano, subrayó que, excepto Tamaulipas en este momento, en el resto de la frontera norte en el país, 40% de los pacientes que se atienden pertenece al segmento de turismo médico dental.

Por ese motivo se anunció el XXII Seminario de Ivoclar Vivadent México, que se realizará los días 18 y 19 de agosto en el World Trade Center de la Ciudad de México.

Hidalgo recordó que el sector va en aumento debido a la alta calidad y costo competitivo del personal dental en el país. Tal es el registro de alza en estos negocios que un importante número de estadounidenses y canadienses viajan a Tijuana, Ciudad Juárez y otras localidades para atenderse, debido al trato muy personalizado y profesional que tienen en México.

*****

A MAS tardar en diciembre próximo estará lista una nueva ruta de mercados del Turibús en la Ciudad de México, y el artífice de esto será el coordinador y administrador general de la Central de Abasto (CEDA), Sergio Palacios Trejo.

El joven funcionario estima que para finales de año podría quedar aterrizada dicha ruta, cuya planeación se trabaja con el gobierno que encabeza Miguel Ángel Mancera.

Hay que destacar que ya existe dentro de la Central de Abasto un recorrido, que no es estrictamente turístico, que opera con gran éxito, porque dicho sitio es más que un gran mercado. La CEDA es toda una estructura citadina, desde la cual sale el 80% de los alimentos que consume la capital del país y los estados de México, Morelos y Puebla y que da empleo a más de 90 mil personas.

El objetivo de Palacios Trejo es que la Central del Abasto sea un punto de atracción turística, para que la gente visite los mercados, como ocurre en otros lugares del mundo, como Estambul y Florencia.

Aunque ya hay visitas guiadas, CEDA quiere una ruta de Turibús con un área específica de venta para los paseantes nacionales y foráneos.

Para ello, CEDA tiene naves como la “I” y la “J” que puede desarrollar más áreas de atracción, como el arte y la gastronomía.

Por cierto, es excelente la labor que ha realizado Servando González Muñoz, como coordinador de Comunicación Social de CEDA, quien atiende en forma expedita a la prensa y da respuesta inmediata a cualquier requerimiento. La experiencia es muy importante, pero también es vital que haya coordinación con la eficiencia y con la juventud y modernidad, valores que le sobran a Palacios Trejo.

@AlejandraBernal

Notas Relacionadas

Valija Viajera

Alejandra Pérez Bernal