De la Madrid, secretario y conciliador

De la Madrid, secretario y conciliador

Foto: Internet

EL SECRETARIO DE Turismo, Enrique de la Madrid Cordero, es tan activo que lo mismo gestiona recursos para el Consejo de Promoción Turística de México (CPTM), que dialoga con diputados involucrados en la discusión ociosa y trivial de los delfinarios que los miembros del Partido Verde quieren llevar a tribuna para evitar su existencia.

De la Madrid Cordero también interviene en el diseño de proyectos turísticos rentables y de éxito seguro, así como en conseguir el financiamiento necesario de la de banca comercial y de desarrollo.

Pero no sólo eso, también hace subrayados sobre las amenazas que surgen para el país. Hace unos días, en ocasión del 43 aniversario del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), que dirige Miguel Alonso Reyes, el titular de la SECTUR federal enfatizó, y con mucha razón, que los casos de corrupción evidenciados por una docena de ex gobernadores ya encarcelados y otra media docena de ex mandatarios estatales que cargan acusaciones y amparos sobre sus espaldas, dañan la imagen de la Marca México y fastidian la imagen de funcionarios públicos que sí trabajan por la construcción de una nación con más proyección.

*****

CON LA LLEGADA de Héctor Flores, a la dirección del CPTM, se demuestra que los cargos públicos requieren de una alta dosis de maniobra política, porque se debe negociar con la Secretaría de Hacienda para obtener recursos que cubran los endeudamientos de ejercicios anteriores, como los 9 mil millones de pesos que aún se arrastran con el sobrejercicio que dejó Rodolfo López Negrete en el Consejo, antes de su salida en ese cargo en mayo de 2016.

También significa que el CPTM no es un ente únicamente creado para elevar la imagen de México dentro y fuera de sus fronteras, sino que hay valores entendidos como el dialogo constante con gobernadores y alcaldes para que el turismo se convierta en un motor del desarrollo nacional.

*****

TIENEN RAZON LOS diputados que se oponen a debatir en la tribuna de la Cámara Baja, la propuesta de sus compañeros del Partido Verde que intentan desaparecer los delfinarios en el país, como prohibieron el uso de animales en circos.

Sobran los argumentos éticos, sanitarios o de sentido común sobre el cautiverio de criaturas marinas, como focas, ballenas, manatíes y delfines, pero se cae también en lo irracional cuando a un tema como este se le quiera dar el valor de nacional o el mismo grado de importancia que tienen los problemas como la pobreza, la salud, la seguridad o la educación.

La mera verdad es que los diputados gastan mucho tiempo en discusiones estériles, cuando hay temas muy importantes en el país que requieren de su atención.

Bueno, hasta el mismo secretario de Turismo tuvo que intervenir en este tema ya politizado por detractores e impulsores de los delfinarios y otros mamíferos marinos.

Hay que destacar que esta semana será interesante, porque los diputados serán llamados a discutir y votar una iniciativa de ley que está en dictamen y que ya fue reventada en dos ocasiones por falta de quórum por los legisladores de los partidos Acción Nacional y de la Revolución Democrática, que no le ven ninguna utilidad, sólo una lectura: Es el cobro de facturas que le quieren entregar el PRI y el PVEM al gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, por haber competido en las elecciones de junio del año pasado con la coalición de partidos llamada Una Nueva Esperanza (UNE), que agrupó al Partido Acción Nacional y al Partido de la Revolución Democrática quienes apoyaron la candidatura de Carlos Joaquín González y destronaron al tricolor y al Verde del gobierno del estado.

El Partido Verde Ecologista necesita 251 votos para que se reforme el cuarto párrafo del artículo 60 Bis de la Ley General de Vida Silvestre, y que, con apoyo de PRI, Nueva Alianza y PES, pretende acabar con el uso de los mamíferos marinos en cautiverio para entretenimiento de la gente, que en Quintana Roo tiene mucho éxito y genera una gran derrama económica, además de que más de 3 mil familias viven de esa actividad.

Pendientes de ir a la tribuna de los diputados se encuentran reformas y leyes importantes por aprobar como es la de seguridad nacional, el mando único y la disminución del número de diputados y senadores, entre muchas otras.

@AlejandraBernal

 

Notas Relacionadas

Valija Viajera

Alejandra Pérez Bernal