Lo hecho en México está bien hecho

Lo hecho en México está bien hecho

Foto:Internet

LA MARCA México no ha sido sólo un eslogan en la Secretaría de Turismo, sino una política interna para promover todos los sitios de nuestro país dentro y fuera de nuestras fronteras.

En el sexenio de Felipe Calderón hubo incluso una situación tensa entre las autoridades de Turismo y del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM) y los empresarios del sector por el manejo de la marca, ya que estos últimos acusaban a las autoridades de no promover parejo los destinos del país ni posicionar la Marca México y que el sector privado podría hacerlo mejor.

Se hicieron estudios comparativos sobre el desarrollo mayor y mejor que otros países tenían por encima de México en el ranking, como Perú, Colombia y Costa Rica, y el resultado fue el mismo: México no se diversificaba y sólo se enfocaba en Estados Unidos y algunos puntos de Europa.

Pues bien, esta era de confort ya terminó con la llegada de Trump al poder. Lo positivo es que Enrique de la Madrid, desde que se ocupó de las riendas de SECTUR, inició esa tarea de posicionar la marca México en Asia, en Centro y Sudamérica, en Rusia y hasta en países árabes.

También impulsó destinos coloniales, arqueológicos, culturales, ecológicos, al turismo médico, a la gastronomía y hasta el mercado gay.

HECHO EN México es más que un eslogan o una frase. A este reposicionamiento de lo que nos ha caracterizado en el pasado se han sumado frases como “Hablemos bien de México” que puso en marcha hace años la Confederación de Cámaras Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur), que dirige Enrique Solana Sentíes. Hecho en México debe tener siempre ese sello: “Hablemos bien de México” y “Lo hecho en México, está bien hecho”, que durante la década de los 70s y 80s sirvió para promover el consumo de productos manufacturados por mexicanos y para mexicanos. La idea revivida es excelente para enfrentar las locuras del “emperador” que se sentó en la Casa Blanca el pasado 20 de enero.

TAMBIEN LOS diputados han exhortado a fortalecer el impulso y consumo de productos manufacturados en México y la promoción del país.

Todas las secretarías, dice el exhorto legislativo, pero en especial las de Economía, Turismo y Relaciones Exteriores, deben ocuparse de promover la marca “Hecho en México”, en medios de comunicación, en las oficinas y actividades y participaciones en eventos nacionales e internacionales.

Es vital crear una campaña de consumo de bienes nacionales, en donde se dé a conocer el catálogo de productos que se producen en el territorio nacional, así como enfocar los esfuerzos a fomentar el autoconsumo, y de que se convenza a la población de que el consumo interno se reactiva con la compra y consumo de productos hechos en México.

Debería agregarse a esta positiva campaña, cuáles productos son de la misma calidad que los que se adquieren en el exterior y que tienen un precio competitivo.

Los legisladores recomendaron a la SECTUR redoblar la tarea de promoción de los destinos turísticos, a través de una estrategia efectiva y sumamente necesaria para el desarrollo, ya que es una fuente de ingreso.

“Intensificar campañas de promoción resulta una prioridad frente a las amenazas del exterior”, resalta el exhorto de los diputados.

LO QUE hizo Donald Trump con los musulmanes de 7 países, la semana pasada, es una probadita de lo que puede ocurrir a los mexicanos que quieren viajar a Estados Unidos.

Frenar los visados por voluntad propia, sin respeto a las leyes vigentes y los derechos humanos, podría generar un daño mayúsculo a la economía de la Unión Americana.

Por supuesto que el presidente de Estados Unidos puede ordenar la suspensión en la emisión de visas para mexicanos, como hizo con los ciudadanos de Irak, Irán, Sudán, Libia, Somalia, Siria y Yemen.

Con la orden de Trump hubo afectaciones en los aeropuertos de Estados Unidos, negativa de embarque de pasajeros desde los países vetados, parálisis en la migración y disminución en el flujo de divisas hacia el país vecino del norte.

La decisión de un juez de revocar la orden de Trump dio alivio a los migrantes varados en aeropuertos de Estados Unidos desde el 27 de enero, donde más de 60 mil personas vieron vetado su ingreso a esa nación.

Decenas de aerolíneas, como Air France, Qatar Airways, Lufthansa y Swiss, reanudaron el embarque de pasajeros con visado en regla, pero persiste el temor de que Trump acuda a la Suprema Corte para hacer válida su orden ejecutiva.

Escucha mi sección de "Turismo en la Noticia", todos los viernes de 14 a 15 horas en la emisión estelar de Miguel Ángel López Farías, en la frecuencia 760 am de ABC Radio

Notas Relacionadas

Valija Viajera

Alejandra Pérez Bernal