Se desfonda PRD; hacen “fuchi” a Anaya y Barrales

Se desfonda PRD; hacen “fuchi” a Anaya y Barrales
23-02-2018

Por Guillermo Pimentel Balderas

Muy a pesar de que los débiles dirigentes del Partido de la Revolución Democrática (PRD) aseguran que no hay desbandada de sus militantes, sucede todo lo contrario y cada vez son más lo que se van y se adhieren a Morena.

La mayoría de los disidentes, lo han manifestado abiertamente, no están de acuerdo con las decisiones cupulares del PRD y, hasta ahora, cientos de dirigentes y consejeros; 1,200 militantes en la delegación Miguel Hidalgo (se asegura que habrá más renuncias en otras delegaciones que gobierna el perredismo como Iztacalco, Venustiano Carranza, Gustavo A. Madero, Coyoacán y Álvaro Obregón) se han adherido al Proyecto de Nación de Andrés Manuel López Obrador.

Ya no se puede tapar más el Sol con el dedo. Son varios los actos de renuncia y posterior adhesión al Plan morenista como la del senador Mario Delgado que puso punto final a su militancia de más de 10 años en el partido de “izquierda”.

Cabe recordar que Mario Delgado había renunciado al PRD por medio de una carta que le envió al entonces presidente del partido, Carlos Navarrete, a finales de 2014, donde le notificó su decisión de abandonar al partido. Sin embargo, siguió en la bancada del PRD en el Senado, hasta ahora.

Otro “deceso” fue el de un auténtico luchador de izquierda, Enrique Vargas, quien lamentó que el gobierno de la Ciudad de México (aún gobernador por Miguel Ángel Mancera), ganado por el PRD, haya perdido “todos sus signos de identidad, incluso se sacudió los colores, como si a alguien le avergonzaran o le estorbaran”. (¡Sopas!)

Es más, aseguro que el PRD “ya no representa mis ideales de lucha social, dejó de ser una opción de izquierda y desapareció al volverse cómplice del neoliberalismo al coaligarse con el PAN”.

Por lo tanto, subrayó: “Es el momento de iniciar la construcción de una nueva opción democrática, que rescate los principios de la izquierda histórica y del espíritu de transformación social que ahora es más urgente que nunca”. ¡Nada más!

Pero, la renuncia de Enrique Vargas al perredismo ya se veía venir desde hace un año hasta que explotó. En conferencia de prensa y acompañado por vecinos y la ex jefa delegacional de Azcapotzalco, Laura Velázquez Alzúa, el hoy ex secretario general del perredismo en la Ciudad de México, decidió renunciar tras 28 años de militancia partidista.

Vargas, lamentó que quienes se adueñaron del PRD iniciaron una labor de cooptación o exterminio político de todos aquellos dirigentes que no se sujetaran a sus reglas, así fue como empezó la diáspora, que no acaba aún, enfatizó.

Suma Morena más militantes

En otra nota, se documentó que más de 300 dirigentes, consejeros y militantes del PRD dejaron a este Instituto político debido a que “es inconcebible el pragmatismo de la dirigencia del PRD, al pretender juntar el agua y el aceite, con fines exclusivamente electoreros”.

También, adujeron que otra principal razón de su salida del PRD se debe a que la dirigencia nacional pactó una alianza con la derecha sin consultar a la militancia. Al respecto, fue muy claro el ex Secretario de Enlace Legislativo del PRD CDMX y Coordinador Estatal de Foro Nuevo Sol, Yahir Figueroa, quien difundió un video donde hace pública su renuncia y explica que no se ve haciendo campaña por el principal partido de derecha en México, cuando siempre estuvo en contra de esa línea de pensamiento.

Junto con Yahir Figueroa, también hicieron fuchi a Anaya y Barrales: Martha Vianey Cardona, Jorge Federico Pérez, Jazmín Pedroza Cuenca, Silvia Nónigo Rafal, Ernesto Castro, Josefina Coronel, Javier Rivas, Michele Olivares, Rubén Rebollo, Rosy Díaz y Luis Mares, quienes se suman a los más de 300 liderazgos, entre consejeros, coordinadores, dirigentes delegacionales con una militancia de más de  20 años.

Se van también a Morena

De igual manera, en conferencia de prensa, encabezada por Susana Ballesteros, Faustino Hernández Contreras, Sergio Abel Hernández, Erika Patricia Hernández, Susana Ballesteros, Rosario Hernández, Alberto Guzmán, Gerardo Jiménez, Lidia Alcántara, Ma. Elena Camacho, Edgar Ochoa, Jorge Pérez, Claudia Fernández, Isabel Campos, Dian Kaafilli, Jazmín Pedroza y Gerardo Araujo, entre otros, dieron a conocer su separación del PRD.

Son más de 1,200, ya ex militantes perredistas en la delegación Miguel Hidalgo, quienes anunciaron su incorporación a la precandidatura de Víctor Hugo Romo (ex perredista hoy de Morena y muy vapuleado por algunos medios informativos).

Lamentaron la imposición de una panista, Margarita Martínez Fisher como pre candidata del dichoso Frente, “que no nos representa”. Aseveraron que son dirigentes y representantes de organizaciones sociales, consejeros y coordinadores vecinales y representar a comerciantes, transportistas, locatarios y vecinos, quienes se convierten en ex perredistas.

Despreciaron a la panista Margarita Martínez Fisher, porque no ha hecho nada por Miguel Hidalgo y en cambio los ha perjudicado. Acusaron que la aspirante a candidata a la alcaldía está muy alejada de los ciudadanos, como hoy se vive con Xóchitl Gálvez.

Qué el PAN siempre los ha maltratado, ninguneado, estigmatizado; entonces, cómo es posible que ahora quieran imponer a otra panista como Fisher, quien ha propiciado desarrollos inmobiliarios, caos vial e inmovilidad en las 89 colonias y zonas urbanas de Miguel Hidalgo.

Argumentaron que la principal razón de su salida del PRD, obedece a que la dirigencia nacional dio un giro de 360 grados a sus principios, al pactar una alianza con el principal partido de derecha en México.

Y, ¡claro! consideraron que el mejor candidato de la izquierda hoy en Miguel Hidalgo, con el que sí se sienten representados, es el ahora morenista Víctor Hugo Romo Guerra.

Los que se adhieren a Romo son: el Senador Raúl Morón Orozco, el ex senador Carlos Sotelo García; así como Camilo Valenzuela y alrededor de 16 dirigentes nacionales y estatales que ya son adversarios del PRD.

Según entre las colonias representadas dela Miguel Hidalgo, están Anáhuac 1 y 2, Daniel Garza, Anzures, Pensil Norte, Popotla, Torre Blanca, Acuicultura, Argentina, entre otras.

¿Más desbandadas de perredistas en delegaciones que “gobiernan”?

Todo parece indicar que en poco tiempo, habrá más perredistas inconformes con sus gobernantes en varias delegaciones amarillas pues cada vez crecen las inconformidades por los cotos de poder familiar en Iztacalco, Gustavo A Madero, Venustiano Carranza, Coyoacán y Álvaro Obregón, por ejemplo.

De esto, se esperan buenas notas periodísticas de las cuales estaremos muy atentos. Así como de las renuncias que suceden en el país.

Batres, ¿incomodo?

Por cierto, en una muy breve entrevista que tuve con Marti Batres (al término de un encuentro que sostuvo con empresarios capitalinos, por cierto muy mal organziada), le cuestionamos porqué el golpeteo informativo contra Víctor Hugo Romo, ex perredista hoy contendiente de Morena por la próxima alcaldía de Miguel Hidalgo, a lo que, lo pensó mucho y, sólo se le ocurrió decir: “Son adversarios en la lucha política. No quiero especular”.

Le insistimos, pero no hubo más; entonces le preguntamos por qué Armando Quintero en Iztacalco, si es un político (cartucho) super quemado pues como delegado dejo mucho que desear y además es malquerido por los vecinos.

Según Batres, se hizo un consenso en el partido y… Pero, insistimos que Quintero no hizo nada por los habitantes cuando fue delegado, al contrario y, nadie lo quiere de nueva cuenta… y seguro va a perder… Entonces, se quedó callado Batres.

Le señale que el actual delegado perredista, Carlos Estrada, ha sido también un desastre y que lo han señalado como “cómplice” de boom abrupto en la construcción de unidades habitacionales, a lo que respondió:

“En la ciudad (de México) ha crecido mucho la corrupción en los últimos años. Por eso es necesario rescatarla. Especialmente en las delegaciones que gobierna el PRD, donde se ha traspasado el gobierno a los familiares, a los conyugues, con un crecimiento urbano desordenado y, eso va a terminar, la gente quiere un cambio ya”.

Y, ¿por qué Quintero...? “Bueno… gracias…” y se retiró Batres.