Diputados piden regular uso de sustancias y medicina tradicional

  • Diputados piden regular uso de sustancias y medicina tradicional

    Foto: Cortesía|MNE

La vicepresidenta de la Mesa Directiva, Dolores Padierna Luna, destacó la necesidad de poner fin a prohibiciones sin sentido en el uso de plantas medicinales, sin abandonar su consumo vigilado y sin riesgos. “Desde este espacio vamos a impulsar una regulación acorde con un sector que mantiene vivos los conocimientos en la materia”.

En el “Foro Nacional de Regulación de la Herbolaria y Medicinas Complementarias, celebrado en San Lázaro, la legisladora precisó que la normatividad impide el uso de 400 plantas, entre ellas, la sábila, ruda o árnica mexicana.

“Los legisladores nos comprometemos a hacer los cambios necesarios para que el tema avance. Es relevante por el hecho de que ocho de cada diez mexicanos, han recurrido a este tipo de medicina”, sostuvo.

 

También te puede interesar: Segunda quincena de diciembre inicia construcción del Tren Maya

 

El uso de remedios provenientes de la naturaleza para atender distintos males o sus secuelas, es una práctica ancestral; además, el sector sostiene a miles de familias, aunque enfrenta el reto de restricciones impuestas por la autoridad sanitaria.

Muchas plantas han sido retiradas del mercado, entre otras cosas, por sobrerregulación, normas de producción y de etiquetado, que ha dejado fuera a los pequeños productores.

Padierna Luna apuntó: existe presión de las grandes farmacéuticas que con su enorme poder, pretenden acotar opciones de los ciudadanos, de acceder a sustancias que han sido utilizadas a lo largo del tiempo.

La regulación tiene como fin, evitar que circulen medicamentos o remedios que pueden ser dañinos u ofrecer curar milagrosamente. La moda de “productos milagro”, colocó a la herbolaria frente a presiones normativas. “Se han dado pasos para asegurar que la mercancía comercializada sea segura para los usuarios”.

La herbolaria está presente en nuestra cultura nacional, los pueblos indígenas la han practicado por siglos y han sido fundamentales para su preservación. “Expresamos nuestra gratitud y, ante estos nuevos tiempos, deben saber que se saldará la deuda histórica que tenemos con ellos”.      

La diputada Aleida Alavez Ruiz (Morena) indicó que no sólo se trata de hacer valer derechos ancestrales, sino nuestra cosmovisión, la cual no se ha desarrollado para que el uso plantas medicinales se reconozca en la ley.

Señaló que se deben regularizar todos los medios alternativos y formar parte de la conducción en las políticas públicas de salud y manifestó su disposición de escuchar propuestas, para trascender hacia una modificación real en la Ley General de Salud.

Emmanuel Reyes Carmona, diputado del PRD, secretario de la Comisión de Salud, afirmó que México debe apostarle a la medicina naturista y herbolaria, que puede dar grandes dividendos económicos para quienes la producen, así como generar desarrollo y bienestar.

La Cámara de Diputados enfrentará grandes retos como la discusión sobre la legalización de la marihuana medicinal y recreativa, la cual, consideró, “es la salida a grandes problemas del país como la inseguridad”. Añadió que así como avanza este tema se debe reconocer a quienes se dedican a la herbolaria.

A su vez, la diputada Brenda Espinoza López (Morena) indicó que se debe mantener el reconocimiento de la medicina tradicional y la protección de la economía que genera, velando por la competitividad del sector. En un país que requiere sectores productivos que formen cadenas locales de elaboración, es indispensable apoyar a los pequeños productores regionales y de pueblos originarios del país.

Se pronunció por adoptar medidas que den certeza jurídica a los productores y generar normas oficiales que garanticen la calidad de los productos. Llamó a unir esfuerzos para fortalecer al sector y proveer mejores herramientas de salud a un menor costo. “El Estado reconoce medicina tradicional como derecho cultural de pueblos indígenas, pero sin el apoyo de la ciudadanía poco puede hacer, de ahí la importancia del foro”.

El senador Víctor Manuel Castro Cosío (Morena) señaló que el uso medicinal y recreativo de la marihuana no debe considerarse  como un proceso de descomposición, sino de “encontrar el camino de la efectividad correcta de la herbolaria para beneficio de la gente”.    

Destacó la importancia de la utilización de las hierbas en distintas enfermedades; se pronunció por que el tema sea respetado y considerado como alternativa de curación, más allá de ser un negocio.

El comisionado Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, Julio Sánchez y Tépoz, reconoció que es completamente justo y legítimo, evaluar y equilibrar la regulación, para que no sea un obstáculo, sino promotor de la medicina tradicional.

La Cofepris tiene el compromiso de apoyar al sector a través de tres aspectos principales: cursos de capacitación, orientación para el cumplimiento de la normatividad e identificar la mercancía de calidad, contra los llamados “productos milagro”.

Resaltó la importancia de generar espacios para difundir las acciones logradas. “Hace poco se analizaron 18 plantas que estaban prohibidas sin tener estudios científicos y hoy ya fueron liberadas”.

En la comisión, sostuvo, se trabaja permanentemente en las especies aún restringidas. La regulación debe ser promotora de la industria, ya que rescata las tradiciones mexicanas.

Se pronunció, finalmente, por generar, entre todos los involucrados en el sector, una vía de comunicación hacia el conocimiento de la medicina tradicional.

Emmanuel Zúñiga Sánchez, presidente de la Federación Nacional de la Industria Herbolaria y Medicina Alternativa, Tradicional y Naturista, urgió a establecer una regulación sanitaria eficaz y realista, que contenga los conceptos de suplemento alimenticio, remedio herbolario y producto milagro, para proteger a todos los integrantes de la cadena productiva, evitar confusiones que han dañado a los fabricantes en la última década y donde los consumidores han  carecido de opciones terapéuticas alternativas.

“Nunca hemos actuado fuera de la ley. Con la participación de los médicos indígenas y científicos se ha coincidido en que la regulación es imperfecta. Por ello, se busca presentar dos iniciativas para regular la elaboración y comercialización de los productos elaborados a base de plantas. Se necesita un concepto que incluya el enfoque tradicional, seguridad, eficacia y calidad”, afirmó.

En la primera propuesta se planteará la necesidad de un enfoque integral que fomente el desarrollo del sector para aprovechar el gran potencial de salud y económico que ofrece; la segunda iniciativa, buscará el reconocimiento al médico tradicional y el técnico en herbolaria, carreras que avala la Secretaría de Educación Pública, e incluso tienen cédula, para preservar el conocimiento ancestral de México en este rubro.

Entre los objetivos del foro, están integrar e impulsar una iniciativa de reforma de ley que reconozca la Medicina Tradicional Alternativa para practicantes de salud que se han profesionalizado, como licenciados en neuropatía, en Medicina Tradicional y Técnico Asesor Herbolario, y cuentan con un programa, inscrito en la Secretaría de Educación Pública y cédula profesional, para así obtenerla y dotarles de certeza jurídica e inclusión.

Impulsar cambios en la Ley General de Salud que integren las clasificaciones adecuadas para los productos que se fabrican y comercializan con plantas medicinales, considerando su uso tradicional y los estudios científicos que avalan su seguridad.

También, establecer unión entre integrantes de la cadena productiva herbolaria y medicina tradicional complementaria hacia la transformación de la Cámara Nacional de la Industria Herbolaria, Medicinas Alternativas y Complementarias (CANIHMAC).

 

Notas Relacionadas