Seré respetuoso de las instituciones, ofrece AMLO presidente electo

  • Seré respetuoso de las instituciones, ofrece AMLO presidente electo

    Foto: Notimex

“Actuaré con rectitud, respetaré a las instituciones, no presionaré a los otros poderes de la Unión, no enviaré palomas mensajeras ni halcones”, dijo Andrés Manuel López Obrador, Presidente electo de México ante el pleno del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

“El Ejecutivo no será más el poder de los poderes ni buscará someter a los otros”, garantizó.

“No olvidemos nunca que debemos la apertura de estos nuevos horizontes al pueblo, al pueblo soberano que está por encima de individuos, grupos o facciones, por poderosos que sean o que parezcan, subrayó.

 

También te puede interesar: Elba Esther gordillo queda en libertad

 

También refrendó a la población mexicana “no les fallare, voy a cumplir todos los compromisos de campaña”.

Y mientras adentro de la sala del TRIFE se llevaba a cabo la ceremonia de entrega de la Constancia de Mayoría como Presidente Electo a Andrés Manuel López Obrador, en la calle la población que acudió a vitorearlo permanecía hasta cerca de las 14 horas cuando salió de la sede del Tribunal.

Frente a los Magistrados del TRIFE e integrantes del gabinete presidencial de Andrés Manuel López Obrador, el ahora Presidente electo se comprometió a no interferir en los fallos del Congreso de la Unión o de los jueces y magistrados de la Suprema Corte de Justicia de la Nación ni de las instituciones electorales.

Al inicio de su discurso, el Presidente electo rememoró que el día de hoy es el natalicio de Emiliano Zapata así como la muerte de dirigentes sociales que contribuyeron a que ahora se inicie la 4ª. Transformación del país.

Destacó que vivimos momentos  estelares e históricos, después del sorprendente y ejemplar actuar de la población mexicana en los comicios, reconocido, incluso, por otros países.

El proceso electoral dejó en claro el hartazgo de la prepotencia, deshonestidad, el influyentismo e ineficiencia del gobierno y decidió poner fin a la corrupción y a la monstruosa desigualdad que vimos en el país.

Andrés Manuel López Obrador, mencionó que la clase media de la sociedad, incluso algunos acaudalados tienen el deseo de mejorar las condiciones del prójimo.

Destacó que hay que evitar la violencia, hoy centrada casi exclusivamente en el uso de la fuerza, a fin de construir la reconciliación nacional en el bienestar y en la justicia, para ello, habrá que reformular la política de seguridad. “la gente votó porque en México se respete el Estado de Derecho, el pueblo quiere legalidad, no la simulación que en la aplicación de la ley ha persistido desde el Porfiriato.

Los mexicanos votaron también para que se ponga fin a las imposiciones y los fraudes electorales. “Quieren castigo por igual para políticos corruptos y para delincuentes comunes o de cuello blanco”.

La ciudadanía plasmó en su sufragio el anhelo de que los encargados de impartir justicia no actúen por consigna y que tengan el arrojo de sentirse libres para aplicar sin cortapisas ni servilismos el principio de que al margen de la ley, nada, y por encima de la ley, nadie.

Ya como titular del Ejecutivo federal garantizó actuar con rectitud y con respeto a las potestades y la soberanía de los otros poderes legalmente constituidos; “ofrezco a ustedes, señoras y señores magistrados, así como al resto del Poder Judicial, a los legisladores y a todos los integrantes de las entidades autónomas del Estado, que no habré de entrometerme de manera alguna en las resoluciones que únicamente a ustedes competen”.

Garantizó que en el nuevo gobierno, el Presidente de la república no tendrá palomas mensajeras ni halcones amenazantes; ninguna autoridad encargada de impartir justicia será objeto de presiones ni de peticiones ilegítimas cuando esté trabajando en el análisis, elaboración o ejecución de sus dictámenes y habrá absoluto respeto por sus veredictos.

En la elección del 1º de julio, recordó, quedó demostrado que así como el autoritarismo y la abyección envilecen y desprestigian a las instituciones, la voluntad democrática de la ciudadanía puede renovarlas  y fortalecerlas.

Por ello, recomendó “no desaprovechemos o desperdiciemos este momento de condiciones políticas inmejorables para llevar a cabo la cuarta transformación de la vida pública de México”.

 

 

 

 

Notas Relacionadas