En nuestro país los salarios más altos están en las instituciones de justicia

  • En nuestro país los salarios más altos están en las instituciones de justicia

    Foto: Internet

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) al dar a conocer estadísticas sobre algunos aspectos de las administraciones públicas federal y estatal en México aseguró que en 2016, 4.2 millones de servidores públicos trabajaban en las diferentes instituciones de las administraciones públicas, lo que representó una tasa nacional de 344 servidores públicos por cada diez mil habitantes.

Detalló que el 39% laboraba en el ámbito federal y el 61% en las administraciones estatales.

Además indicó que si bien se encontró una proporción similar de hombres y mujeres laborando en la administración pública federal y en las entidades federativas, en todos los ámbitos de gobierno persiste la inequidad salarial por sexo, ya que la proporción de mujeres que recibía más de 20 mil pesos mensuales era menor que la de hombres.

 

También te puede interesar: AMLO dijo que de ganar la presidencia su gobierno será austero

 

En 2017 más de 60% de la población manifestó confiar en las instituciones públicas de educación, salud, el ejército y la marina; alrededor de 2 de cada 10 personas expresó tener confianza en los partidos políticos o en los diputados y senadores

Detalló que en 2016 las administraciones públicas estaban integradas por 4 203 475 servidores públicos, de los cuales 39% laboraba en el ámbito federal y 61% en las administraciones estatales.

De acuerdo con la función que desempeñaban, se observa que la mayor parte del personal estatal laboraba en instituciones educativas, ya sea de nivel básico, media superior o superior, las cuales concentraban 51.1% del personal; en tanto que 14.7% de los servidores públicos estatales estaban adscritos a instituciones dedicadas a la salud, y 14.4% en instituciones de justicia, que incluye seguridad pública, procuración e impartición de justicia.

En el ámbito federal, 33.1% de los servidores públicos trabajaban en dependencias de seguridad social y 21.4% en educación

Respecto a la capacidad de atención a la población, en 2016 había 344 servidores públicos por cada diez mil habitantes a nivel nacional, de los cuales 210 laboraban en las administraciones públicas estatales y 134 en la administración pública federal (Gráfica 2).

A nivel estatal se encontraron diferencias significativas. Por ejemplo, en entidades como Puebla, Sinaloa y Coahuila de Zaragoza había menos de 100 servidores por cada diez mil habitantes.

En estados como Tabasco, Guerrero, Colima, Nayarit, Baja California Sur, Zacatecas, Yucatán, Durango, Hidalgo y Ciudad de México había más de 300 servidores por cada diez mil habitantes.

Los ODS buscan reducir las desigualdades en todas sus expresiones, ello incluye cerrar las brechas de participación de los diferentes grupos poblacionales en las decisiones de gobierno.

Respecto a la distribución de los servidores públicos por sexo, con excepción de las instituciones del ámbito de procuración de justicia -tanto federal como estatal- donde la proporción de hombres fue mayor a la de mujeres, en general se encontró una distribución equivalente de hombres y mujeres laborando en las administraciones públicas (Gráfica 3).

Esto contrasta con la distribución observada en el resto de la economía donde el 61.8% de los trabajadores eran hombres y 38.2% mujeres.

Al centrarnos en las instituciones de los gobiernos estatales se observa que en la mayoría de las entidades las mujeres representaban más de la mitad del personal laborando en las administraciones públicas estatales, con excepción de la Ciudad de México, Oaxaca y Chiapas donde alrededor de 6 de cada 10 servidores públicos eran hombres.

Sin embargo, al analizar la distribución de los puestos de dirección, apenas uno de cada cuatro titulares de esas dependencias eran mujeres, y en Chiapas esta razón fue solo de uno de cada 10 funcionarios titulares

En el análisis de las edades del personal de las instituciones públicas, se observa que poco más de 60% de los servidores públicos se ubicaban en el rango entre los 30 y 49 años de edad, tanto en las instituciones del ámbito estatal como del federal.

A diferencia de lo que se observa en el resto de la economía, donde 30% del personal ocupado tenía entre 18 y 29 años de edad, en el gobierno los jóvenes representaban alrededor de 15% del personal ocupado en las administraciones locales y 11.5% en la administración pública federal.

Otro aspecto importante por analizar es la equidad en las remuneraciones de los servidores públicos. Se muestra que en todos los ámbitos de gobierno persiste la inequidad salarial por sexo, ya que la proporción de mujeres que recibía más de 20 mil pesos mensuales era menor que la de hombres.

Asimismo, en el ámbito federal se encontró una mayor diferencia entre los que más y menos ganaban. Mientras que en el ámbito estatal alrededor de 50% de los servidores ganaban entre 10 mil y 20 mil pesos mensuales, menos de 20% de los empleados federales se encontraban en este rango salarial, ya que más de 50% de los servidores públicos del gobierno federal ganaban menos de 10 mil pesos mensuales, con excepción de las instituciones de justicia donde se observaron las remuneraciones más altas.

Por entidad federativa, en la mayoría de las entidades las diferencias de género se registraron en los rangos de ingresos más altos, principalmente en las remuneraciones de más de 20 mil pesos mensuales.

Las entidades con mayores diferencias en este rango de ingreso fueron Guanajuato, San Luis Potosí, el estado de México y Sonora, con una brecha de más de siete puntos porcentuales. Las excepciones fueron la Ciudad de México, Yucatán, Tabasco, Aguascalientes y Baja California Sur (Gráfica 7).

Asimismo, se encontró que en 13 entidades la proporción de mujeres que ganaban menos de 10 mil pesos mensuales fue mayor que la proporción de hombres en el mismo rango de ingresos. En Colima y Nuevo León esta diferencia alcanzó más de diez puntos porcentuales.

Notas Relacionadas