Nueva legislación sobre desapariciones forzadas es promulgada en México

  • Nueva legislación sobre desapariciones forzadas es promulgada en México

    Foto: Internet

Fuente: 
ANSA
17-11-2017

Una nueva legislación sobre desapariciones forzadas fue promulgada en México después de "décadas en que se había querido reconocer un problema que ataca a la sociedad", señaló el presidente Enrique Peña, aunque familiares de personas afectadas expresaron reservas sobre su efectividad.

Organizaciones de desaparecidos dieron la bienvenida a este nuevo marco jurídico pero exigieron al mandatario una "ruta clara" y "los recursos suficientes" para una "implementación eficaz" de esta normativa, promulgada por Peña en un acto privado en la Residencia Oficial de Los Pinos.

Durante el encuentro, el Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México afirmó que la ley "es una herramienta que puede hacerle frente a la impunidad en casos de graves violaciones a los derechos humanos que tiene su origen en las desapariciones y crímenes de derechos humanos del pasado".

 

También te puede interesar: Se tienen que fortalecer los centros de investigación: UNAM

 

"La impunidad del pasado nos persigue y rebasa, tanto que la mayor tragedia que vivimos hoy en día son las desapariciones de miles de personas en México", expusieron.

Las organizaciones de familiares de desaparecidos consideraron todavía insuficiente la ley y pidieron crear "órganos de participación de las víctimas", nuevas fiscalías especializadas y fortalecer los servicios forenses, así como "una plataforma tecnológica" para registrar y cruzar la información para la búsqueda y localización de personas.

El jefe de la Delegación Regional del Comité Internacional de la Cruz Roja, Juan Pedro Schaerer, estimó que ahora será fundamental dotarla del presupuesto necesario por parte de la Cámara de los Diputados para atender a las familias, y trabajar en los reglamentos y leyes secundarias.

Por su parte Amnistía Internacional aplaudió la aprobación, pero consideró que "falta mucho, incluyendo el aseguramiento de que la Ley y las instituciones de búsqueda que creó cuenten con recursos suficientes para su implementación".

La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) precisó que aunque el sufrimiento de las familias de víctimas no es cuantificable, "la voluntad del Estado mexicano para enfrentar el flagelo de la desaparición sí contará con referentes medibles".

Según cifras oficiales e independientes, habría unos 30.000 desaparecidos en los últimos 11 años, de los cuales casi 5.000 serían víctimas de desaparición forzada (cometida por fuerzas gubernamentales), desde que el gobierno lanzó la cuestionada ofensiva contra las bandas criminales.

Los dirigentes de la ONG señalaron que este es "sólo el comienzo" y que seguirán "proponiendo y trabajando en conjunto con las autoridades en su implementación para cumplir con los objetivos de localizar y presentar a las personas desaparecidas, sancionar a los responsables, reparar los daños y que no se repitan los casos".

Se prevé un plazo de 60 días para realizar las acciones que pavimentarán el camino para la plena operación de la ley, que entrará en vigencia el 1 de enero, entre ellas la creación del Sistema Nacional de Búsqueda que conducirá las acciones, y la conformación del Registro Nacional de Personas Desaparecidas.

"La desaparición de un hijo, un hermano, un padre, es una de las experiencias más dolorosas que puede enfrentar una persona", reconoció Peña, quien manifestó su solidaridad con los familiares de las víctimas, a los cuales expresó que "tienen el legítimo derecho de que se les haga justicia".

El jefe de Estado dijo que con la promulgación de esta ley "habrá un antes y un después en el tema de las desapariciones forzadas", pero admitió que el marco legal es "apenas un primer paso al que deberán seguir un conjunto de acciones que hagan efectiva su aplicación".

Peña dijo que esta legislación "no hubiera podido concretarse sin el impulso que dieron las organizaciones sociales".

El jefe de gobierno izquierdista de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, sostuvo que este "es un día muy importante" porque permitirá "enfrentar un fenómeno "que era objeto de un fuerte reclamo de la sociedad "desde hace mucho tiempo". 

Notas Relacionadas