La clase media en México es un mito: Diputados

  • La clase media en México es un mito: Diputados

    Foto: Internet

La presidenta de la Comisión Bicameral en Materia de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y de los Municipios, por lo que respecta a los Diputados, Minerva Hernández Ramos (PAN), sostuvo que la clase media en México es un mito, ya que salir de la línea de la pobreza sólo implica entrar al umbral de vulnerabilidad.

Durante la presentación del libro “México: País de Pobres y no de Clases Medias”, la legisladora afirmó que, a pesar de que en el periodo 1992 al 2000 se destinó cinco veces más presupuesto para la cobertura de programas sociales enfocados en el combate de la pobreza, “ésta permanece sin cambios”.

Apuntó que si se suma a la población que se encuentra en pobreza la que se localiza en vulnerabilidad, ya sea por carencias o por ingresos, la penuria  alcanza una porción mayor al 60 por ciento de la población del país, lo cual evidencia que las políticas públicas no han sido eficientes, porque no se traducen en mejoras significativas del bienestar de la ciudadanía.

 

También te puede interesar: Nuevo aeropuerto de CDMX no será concluido en 2020

 

Resaltó que el salario mínimo ha perdido el 75 por ciento de su poder adquisitivo desde 1976. Eso, continuó, ha sido determinante para no alcanzar un nivel de vida libre y autónoma que evite la angustia de caer en la miseria. Libros como éste, enfatizó, contribuyen al debate público en la materia.

Afirmó que la repetición de las políticas públicas no garantiza que se abata la pobreza o se disminuyan desigualdades; para ello, estimó, es necesario que los pequeños empresarios y los trabajadores posean seguridad social, un retiro digno y programas de vivienda eficientes.

Gerardo Esquivel, coordinador ejecutivo de Investigación del Instituto Belisario Domínguez, del Senado de la República, coincidió en que México es un país de pobres y no de clases medias, ya que 60 por cierto de la población se encuentra en situación vulnerable. Consideró que los sismos ocurridos recientemente tendrán un impacto negativo, sobre todo porque en las zonas afectadas el nivel de ingresos en los hogares disminuirá.

En su opinión, el libro es importante porque analiza los estratos sociales de nuestro país y menciona que, aunado a que existe una desigualdad social, prevalecen diferencias entre los grandes y pequeños empresarios, pues estos últimos no tienen oportunidad de crecer y los primeros no permiten que se involucren en acuerdos como el Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Destacó que entre 2014 y 2016, hubo una aparente reducción de la pobreza; sin embargo, “aumentará a causa del incremento en los precios de los alimentos, a consecuencia del aumento en el costo de la gasolina”. Además, apuntó, se estima que en el 2017 tendremos la inflación más alta de los últimos 20 años, lo que afectará a las familias más pobres del país.

Por su parte, Miguel Reyes, director del Observatorio de Salarios y coordinador del área de Pobreza del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo con Equidad (EQUIDE), de la Universidad Iberoamericana, indicó que el libro analiza a la clase media, de 1992 al 2014, de lo cual resultó que México es un país  de pobres, más que de clasemedieros.

Explicó que el estatus y condiciones de vida sólo es garantizado para un cuarto de la población, y que la pobreza es 2.3 veces mayor de lo que representa la clase media.

Refirió que en 1997 los programas sociales en México tenían cinco millones de beneficiarios, para combatir la pobreza y para 2014 existían poco más de 25 millones.  Lo cierto es, prosiguió, que el sector con alta vulnerabilidad representa más del 50 por ciento de la población, es decir, “no tenemos una sociedad que este saliendo de la carencia y sí tenemos más recursos que se utilizan para este fin”.

Detalló que la estrategia de fortalecimiento de clases medias requiere de un sistema de política pública, garante de derechos, que sustituya el asistencialismo paulatinamente, así como a los programas sociales que sólo contienen y administran la pobreza.

Subrayó que la clase media actúa como un elemento fundamental para que los procesos democráticos se logren consolidar; por ello, dijo, es fundamental una nueva política salarial, donde se prevea la desindexación del salario mínimo y ordenamientos fiscales promotores de una redistribución impositiva, a fin de que pague más quien tenga más.

Además, otorgar mayor seguridad social, ya que el 58.5 por ciento de los trabajadores no cuenta con esta garantía; un retiro bien remunerado, programas de vivienda conforme a las necesidades y pensión por invalidez y enfermedad, ya que esta última lleva a las familias a caer en la pobreza, apuntó.

 

Notas Relacionadas

Fotogalería Relacionada: 
La pobreza inunda México

Entre 2010 y 2015 más de un millón de mexicanos registró problemas debido a su sueldo que se vio reducido.|Foto: Internet.