El saldo rojo de una imprudencia

  • El saldo rojo de una imprudencia

    Foto: Cortesía|MNE

  • El saldo rojo de una imprudencia

    Foto: Cortesía|MNE

  • El saldo rojo de una imprudencia

    Foto: Cortesía|MNE

La imprudencia de la población de Tlahuelilpan, Hidalgo, desembocó en una tragedia humana. El saldo es rojo: 67 muertos, muy graves 8 y decenas de heridos.

Que fallo, pues durante horas los pobladores robaban el combustible e incluso se bañaban en el bajo el chorro del energético que brotaba del ducto afectado.

El Ejército Mexicano llegó, observó y se replegó. El argumento fue “para evitar un enfrentamiento”. Dos horas de fuga según datos oficiales y una explosión de grandes magnitudes minutos después.

 

También te puede interesar: Detienen a dos sujetos por transportar diésel sin justificar su legal posesión



La contingencia está encima. Servicios médicos saturados, acciones institucionales inmediatas y no previstas. Dolientes desesperados pero hasta el momento ningún detenido por dichos actos delictivos.

Hay que recordar que el robo de combustible es daño a la nación y todos los participantes vivos con lesiones y muertos estuvieron involucrados.

Las siguientes horas serán decisivas para saber qué procederá ante este accidente en el marco de la lucha del huachicoleo.

En Tlahuelilpan, Hidalgo, el estallido ocurrió cerca de la carretera Teltipan-Tlahuelilpan. 

Se trata de un tramo del ducto por el que corre gasolina proveniente de Tuxpan, Veracruz, al centro de almacenamiento de Tula, Hidalgo. 

Este conducto ha sido saboteado cinco veces desde que se inició la distribución de gasolina mediante pipas.

Notas Relacionadas