UNICEF evalúa necesidades de niños en Sinaloa

  • UNICEF evalúa necesidades de niños en Sinaloa

    Foto: Internet

Ante las fuertes lluvias que causaron inundaciones en los estados de Sinaloa y Sonora, un equipo de UNICEF llevó a cabo una evaluación de las necesidades específicas de niñas, niños y adolescentes afectados en Sinaloa, y ofreció diversos apoyos en seguimiento a conversaciones con las autoridades locales.

Hacer un rápido diagnóstico de la situación de los niños, niñas y adolescentes después de una emergencia es fundamental para identificar las posibles afectaciones y lograr que sus necesidades sean atendidas de manera rápida y adecuada, garantizando su derecho a ser protegidos.

Por ejemplo, las niñas, niños y adolescentes son particularmente vulnerables en casos de desastre porque pueden ver afectada su salud física y emocional, sufrir malnutrición o enfermedades causadas por la ingesta de agua contaminada y la falta de alimentos, así como reacciones psicológicas angustiantes. En el largo plazo, los desastres naturales pueden ser también motivo de deserción escolar, al interrumpir su educación para incorporarse al mercado laboral para ayudar a sus familias.

 

También te puede interesar: En 2035, la población en México será de 145 millones

 

Para identificar y atender las necesidades de la infancia frente a las inundaciones, UNICEF contactó de inmediato a las autoridades estatales para explorar opciones de colaboración a favor de la niñez afectada.

En materia de educación, UNICEF está explorando la posibilidad de entregar paquetes que denomina a nivel mundial “School in a Box” (“Escuela en una caja”) y que consiste en una serie de insumos y útiles escolares que faciliten el pronto regreso a clase de los niños y adolescentes afectados.

En materia de protección a la infancia en situación de emergencia, UNICEF recorrió diversos albergues para familias afectadas y entregó paquetes de materiales (papel, crayolas, colores, marcadores, plastilina, juegos de construcción y loterías) para organizar actividades con los niños y niñas que se encuentran en estos lugares. La coordinación de estas actividades quedó a cargo de madres y maestras de la comunidad.

UNICEF ofreció también una charla a las encargadas del grupo de voluntarios comunitarios que apoya en los albergues sobre cómo organizar un espacio de juego y de contención emocional para niñas, niños y adolescentes.

Durante sus conversaciones con las autoridades y representantes de la comunidad en el municipio de Ahome, UNICEF recordó que la lactancia materna es la mejor opción para asegurar la alimentación de los bebés e insistió en la importancia de apoyar a las madres lactantes afectadas por las inundaciones.

La oficina de UNICEF México continuará coordinándose con las autoridades locales para definir los tipos de apoyo que está en capacidad de ofrecer, con el fin de que la niñez afectada por las inundaciones regrese lo antes posible a la normalidad y sus derechos sean resguardados.

Notas Relacionadas