Inicia reingeniería SUPERISSSTE

  • Inicia reingeniería SUPERISSSTE

    Foto: Internet

Durante diciembre de 2015, el SUPERISSSTE efectuó el pago de 500 millones de pesos a proveedores y prestadores de servicios, informó el Director de este organismo, Luis Alonso Reza Olivas, quien además indicó que estas acciones permitirán que en febrero todas las tiendas, de las 70 existentes en la actualidad, tengan un abasto cercano al 80 por ciento con productos de calidad y a buen precio.

Precisó que en algunas plazas, por cuestiones de logística, el abasto será paulatino, pero la meta es que en la fecha estipulada las tiendas del ISSSTE ofrezcan productos suficientes para cubrir las demandas de los derechohabientes y el público en general.

Reza Olivas abundó que SUPERISSSTE liquidó el 100 por ciento de sus deudas con 212 proveedores y a 105 restantes se les ha pagado el 34 por ciento del monto adeudado. “Sin duda, lo anterior permitió construir un nuevo esquema de trabajo y garantizar con ellos el abasto en las tiendas”.

El funcionario dijo que José Reyes Baeza, Director General del ISSSTE, está empeñado en construir alianzas estratégicas con todos los proveedores para que en el corto plazo se oferten productos más baratos, privilegiando la transparencia en los procesos de adquisiciones.

Destacó que la cobertura de los adeudos forma parte de la primera etapa de la reingeniería de las tiendas del Instituto, que se cubrió a través de ahorros propios, tal como lo estableció el Titular del ISSSTE, quien además ha estado al frente del proceso de modernización de las tiendas. Reyes Baeza estableció que las tiendas deberán volver a ser una buena opción de compra que contribuya con la economía familiar.

Por su parte, Luis Alonso Reza Olivas subrayó que se ha retomado la vocación social con la que nacieron estas tiendas de abasto, al tiempo que detalló las etapas para su modernización:

-Primera etapa: negociación y pago a proveedores.

-Segunda etapa: implementación de nuevas medidas de logística para garantizar el abasto de insumos en las tiendas; paralelamente a la revisión de sistemas, controles internos y capacitación del personal para brindar trato cálido a los clientes.

-Tercera etapa: reducción del formato de las tiendas y mejoras en su imagen.

Estas acciones de reingeniería del SUPERISSSTE contribuirán a apoyar la economía de la población en el marco del México Próspero e Incluyente.