La autonomía debe ser ejercida con transparencia y responsabilidad: Graue

  •   La autonomía debe ser ejercida con transparencia y responsabilidad: Graue

    Foto: Internet

La autonomía debe ser ejercida con transparencia y responsabilidad, como lo hace el Consejo Universitario de la UNAM, para que no sea una utopía, afirmó el rector Enrique Graue al dar inicio a las conmemoraciones por los 90 años de la autonomía y entregar reconocimientos a 78 consejeros universitarios estudiantes, del periodo 2016-2018.

“La autonomía, tal como la entendemos y practicamos los universitarios, es el ejercicio racional, inteligente y respetuoso de la voluntad democrática para perseguir los fines de superación que nos alientan, y a los que aspiramos en forma permanente”, agregó.

Por décadas, la Universidad Nacional ha organizado, con autonomía, su vida y las decisiones que la regulan en más de 700 cuerpos colegiados, con representación directa o indirecta de la comunidad, y de ellos, el Consejo Universitario es su máximo órgano de gobierno.

 

También te puede interesar: La educación ambiental será obligatoria en las escuelas de CDMX

 

En el Palacio de la Autonomía, “símbolo de la libertad de expresión”, Graue recordó que este edificio fue sede de la Rectoría y donde sesionó el Consejo Universitario, además de ser testigo de los encuentros y desencuentros con el Estado, así como de divisiones internas que llevaron a la elaboración de la Ley Orgánica de 1945.

En ese inmueble simbólico, que junto con el Consejo Universitario representan la defensa de la autonomía, reconoció la tarea de los consejeros, quienes obtuvieron la confianza de sus comunidades mediante el voto universal y la voluntad estudiantil para que representen sus intereses.

El Consejo, acotó, no sería lo que es sin la presencia estudiantil, objeto primordial de nuestra razón de ser como universidad, y quienes conforman una tercera parte de este órgano colegiado.

El rector destacó que con ímpetu, alegría, respeto, fortaleza y libertad los consejeros estudiantes manifestaron sus preocupaciones e interés por la superación de la UNAM. Fueron actores del consenso y de la aceptación del disenso, del ejercicio democrático universitario, y forman ya parte de la historia de la Universidad.

Las vivencias que tuvieron en este órgano colegiado les permitieron conocer mejor a la UNAM, enriquecer su formación, y será determinante para su desenvolvimiento como profesionistas y ciudadanos.

“Nuestra nación requerirá de ciudadanos como ustedes para seguir construyendo una democracia cada vez más incluyente y participativa. A donde quiera que vayan lleven esos valores: sean tolerantes y respetuosos, promuevan el diálogo, busquen crear soluciones colectivas, formen consensos y defiendan su libertad”, remarcó.

En tanto, el secretario general, Leonardo Lomelí Vanegas, subrayó que los consejeros estudiantes contribuyen a la buena marcha de la institución y a proyectarla hacia el futuro.

Participaron en la aprobación de cuatro escuelas nacionales, siete nuevas licenciaturas y 13 especializaciones; un centro de investigación y un instituto; 16 profesores e investigadores eméritos; un investigador extraordinario; 11 honoris causa, además de avalar y/o reformar importantes reglamentos como el de Transparencia y Acceso a la Información Pública, el de Planeación y el General de Estudios de Posgrado, entre otros.

A nombre de los exconsejeros alumnos de posgrado, Nora Jimena Jarillo Aguilar aseveró que todas las decisiones anteriores son producto del ejercicio responsable de la autonomía universitaria y del esfuerzo y discusiones en uno de los cuerpos colegiados más críticos, democráticos y plurales del país.

“Hoy que soplan vientos que quisieran que la autonomía de gestión, de pensamiento, investigación y cátedra fuera eliminada, los universitarios cerramos filas para defender uno de los principales activos de la lucha democrática del siglo XX, rindiendo cuentas claras, transparentes y fundamentales para la historia de nuestra máxima casa de estudios y del país”, expresó.

Hugo de Ávila Hernández,  quien dirigió un mensaje en representación de los exconsejeros de nivel licenciatura, dijo que trabajaron para cimentar un perfil renovado de la Universidad, y llamó a recordar que la valía y legado de esta institución trasciende a personas, gobiernos y a intereses ajenos “que habrán de poner a prueba nuestra capacidad de mantenerse unidos y enfocados en los objetivos primordiales que tenemos como UNAM”.

Finalmente, Kevin Martín Alonso Martínez, a nombre de los exconsejeros de bachillerato, resaltó que los universitarios están sumamente orgullosos de su autonomía y están dispuestos a defenderla. Por ello, conminó a los nuevos gobiernos a respetarla, y mencionó que a través del tiempo el Consejo Universitario se ha fortalecido con más atribuciones y representatividad.

Notas Relacionadas