Un fracaso los bebederos públicos de la CDMX

  • Un fracaso los bebederos públicos de la CDMX

    Foto: Internet

En la Ciudad de México se encuentran en el abandono 230 bebederos ubicados en las 16 delegacionales políticas y cuyo monto de instalación, en 2015, fue de 57 mil pesos cada unidad por lo que es urgente darles mantenimiento, advirtió el diputado de Morena, Paulo César Martínez López.

Por lo anterior, solicitó al Director General del Sistema de Aguas de la Ciudad, Ramón Aguirre Díaz y a los 16 jefes delegacionales, dar mantenimiento y vigilar el funcionamiento de los bebedores.

A través de un punto de acuerdo el diputado Martínez López recordó que la Ley de Aguas define las bases, los apoyos y las modalidades para el acceso y uso equitativo y sustentable de los recursos hídricos. Además, destacó que le corresponde a las delegaciones establecer bebederos en los parques y las oficinas de la administración.

 

También te puede interesar: México exportó más de un millón de toneladas de carne en cuatro años

 

Por ello, insistió en que los 230 bebederos ubicados en las 16 delegaciones de la Ciudad, fueron instalados por autoridades capitalinas en el año 2015, con una inversión por unidad de más de 57 mil pesos, pero la mayoría de éstos no funcionan.

“Los capitalinos no pueden hacer uso de ellos, puesto que no cuentan con agua y los que sí funcionan, tienen fugas que ocasionan el desperdicio, por ejemplo, los que se encuentran en el parque de los Periodistas en Venustiano Carranza, y el de Xicoténcatl en Coyoacán, no operan de manera adecuada”, señaló.

El Estado, dijo, debe de garantizar el derecho al consumo personal y doméstico del vital líquido, en forma suficiente y salubre.

Resaltó que los bebederos fortalecen a las comunidades, contribuyen a los programas para reducir obesidad infantil y diabetes, además de educar al público sobre los beneficios del agua potable municipal.

Por ello instó a que los bebederos de agua potable sean diseñados y construidos de modo tal que no posean un flujo de agua permanente, a efecto de evitar su derroche, así como a darles mantenimiento y monitorear  la calidad del agua potable y las condiciones óptimas de higiene, con el apoyo de la Secretaría de Salud.

Notas Relacionadas

Rusia 2018