A comer tamales en la XXVI Feria del Tamal en el MNCP

  • A comer tamales en la XXVI Feria del Tamal en el MNCP

    Foto: Cortesía | MNE

  • A comer tamales en la XXVI Feria del Tamal en el MNCP

    Foto: Cortesía | MNE

  • A comer tamales en la XXVI Feria del Tamal en el MNCP

    Foto: Cortesía | MNE

En México y Mesoamérica, la cultura del maíz es una herencia ancestral culinaria que con el paso de los siglos nos ha brindado platillos de mucha tradición como los tamales que, si bien se sabe se preparaban desde mucho antes de la llegada de los españoles a nuestro continente, pudieron amalgamarse al sincretismo de culturas para formar parte de la dieta, no solo de nuestra nación, sino de muchos países de Latinoamérica.

Con la intención de enaltecer la riqueza gastronómica de los tamales y de fomentar la tradición que dicta que aquellos que hayan sacado "Niño" en la Rosca de Reyes deberán ofrecer una tamaliza, se realiza la XXVI edición de la Feria Internacional del Tamal, en el Museo Nacional de Culturas Populares, hasta el 4 de febrero.

Con la participación de 50 productores provenientes de diversos estados de la República como Chiapas, Veracruz, Michoacán, Oaxaca, Ciudad de México, Tabasco, Tlaxcala, Yucatán y Estado de México, así como un grupo de de productores latinoamericanos de países como Colombia, Honduras, Bolivia, Guatemala, Nicaragua, Panmá y Venezuela, la Feria del Tamal ofrece un mosaico de sabores y estilos de este singular alimento.

 

También te puede interesar: Feria del Tamal tendrá más de 340 variedades

 

En entrevista para México Nueva Era, Dolores Zavaleta Herrera, expositora colombiana, señaló que la cultura del tamal es única porque es un producto ancestral que ha logrado perdurar hasta nuestros días. "El tamal sale, casi, casi desde que aparece el maíz".

Resaltó la importancia del tamal como un alimento que nos hermana y nos da identidad como pueblos latinoamericanos, porque todos pertenecemos a la cultura del maíz", dijo.

En este sentido, apuntó que el tamal ha formado parte de nuestros procesos de aculturación, no solo de lo indígena y lo español, sino también de la parte negra que llegó con los esclavos africanos.

"En la época prehispánica, los tamales se preparaban con productos vegetales y con granos; cuando llegan los españoles, nos aportan la carne de gallina, de cerdo y la manteca; y con los esclavos africanos, nos llegan nuevas técnicas de cocción, pues con ellos nos llegó el plátano, aun cuando este es un producto de Asia; llegaron entonces las hojas de plátano, donde resulta mejor envolver un tamal grande en hoja de plátano que en una de maíz", aseguró Dolores Zavaleta.

Agregó que fue a iniciativa suya que se realizara una feria dedicada al tamal ya que, anteriormente, en el Museo Nacional de Culturas Populares, se realizaba un concurso de vestidos de Niño Dios, con motivo de las fiestas del Día de la Candelaria, en donde el colofón era ofrecer una tamaliza, por lo que les propuso a las autoridades del museo realizar una feria internacional de tamales, "ya que también en Colombia existe una gran variedad de tamales, así como en muchos países latinoamericanos".

Se dice que en México existen unas 370 variedades de tamales, aunque algunas opiniones señalan que son muchísimas más.

Lo cierto es que en esta XXVI Feria Internacional del Tamal, los visitantes podrán encontrar una gran variedad de estos productos, desde el tradional tamal de chile verde y rojo, de carne de puerco y pollo, hasta los más exóticos con ingredientes como huitlacoche, chaya, tuna, biznaga, sesos, cazón, rana, conejo, pulpo o camarón, pasando por los favoritos de los niños, los de dulce, que pueden llevar pasas, nueces, chocolate, zarzamora y queso.

En algunas regiones de México, los tamales aún conservan su carácter ceremonial como el "mucbipollo", un tamal de Campeche que se prepara para la ofrenda del Día de Muertos; el "chachacwal", un tamal de Quintana Roo que se sirve en fiestas importantes, al igual que las corundas michoacanas; el tamal de cazuela y el suave de "bola" o "colado" que se prepara en las bodas o en el carnaval de Veracruz; el tamal de frijol, el "etamal", originario de Xochimilco que se prepara durante Semana Santa; o el tradicional "zacahuil", un tamal gigante de la Huasteca que se consume principalmente en bodas y celebraciones especiales.

Con diversas actividades como charlas y demostraciones, la XXVI Feria Internacional del Tamal estará hasta el 4 de febrero en el Museo Nacional de Culturas Populares en el centro de Coyoacán, en horario de 10:00 a 20:00 horas.

Notas Relacionadas