GCDMX repara fugas de agua derivadas del sismo

  • GCDMX repara fugas de agua derivadas del sismo

    Foto: Cortesía | MNE

  • GCDMX repara fugas de agua derivadas del sismo

    Foto: Cortesía | MNE

El Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, supervisó los trabajos de reparación de fugas en los ramales Tláhuac-Nezahualcóyotl y Míxquic-Santa Catarina, cuyos acueductos se vieron severamente afectados por los sismos del 7 y 19 de septiembre.

Acompañado de los directores generales del Sistema de Aguas (SACMEX) de la CDMX, Ramón Aguirre Díaz, y de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), Roberto Ramírez de la Parra, el mandatario capitalino constató que dichas labores son el resultado del esfuerzo de ambas dependencias por mantener el suministro a la población, ya que hasta el momento se llevan a cabo sin suspensión del servicio.

Durante su recorrido por dos de las fugas del Acueducto Chalco-Xochimilco, ubicadas en Avenida San Rafael Atlixco, en la colonia Santa Cecilia Tláhuac, el Jefe de Gobierno observó la reparación cuyo avance es del 70 por ciento.

 

También te puede interesar: Exhortan a condonar pago de contribuciones para familias afectadas tras sismo

 

El titular del SACMEX puntualizó que aproximadamente en una semana se concretarán los trabajos una vez que se tengan listas las piezas necesarias para hacer frente a las fugas, ya que requieren se fabriquen especialmente para el sistema de tuberías.

A raíz de los eventos sismológicos, se presentaron 29 fugas en los ramales Tláhuac-Nezahualcóyotl y Míxquic-Santa Catarina, de las cuales SACMEX y CONAGUA han atendido 25; cuatro se encuentran en proceso de solución.

Finalmente, el funcionario local señaló que la delegación Tláhuac cuenta con un abasto del 70 por ciento.

 

Notas Relacionadas

Fotogalería Relacionada: 
El sismo los "cimbra", pero no derrota a monumentos históricos

Después del fuerte sismo ocurrido la semana pasada, el patrimonio histórico y cultural de la nación como sus templos, monumentos y edificios simbólicos: siguen en pie. Foto: Juan Carlos Campos | MNE