Llega a 1.5 millones de afectados por crisis de agua en Iztapalapa

  • Llega a 1.5 millones de afectados por crisis de agua en Iztapalapa

    Foto: Internet

En Iztapalapa, la crisis de abasto de agua ya afecta a un millón y medio de habitantes, cerca del 75 por ciento del total, en 245 colonias de la demarcación, lo cual se deriva de las 800 fugas del líquido causadas por los sismos del 7, 19 y 23 de septiembre, informó la Jefa Delegacional, Dione Anguiano Flores.
 

Ante esta situación, resaltó, las pipas de la delegación, particulares - rentadas por su gobierno -  y 18 enviadas por la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) trabajarán las 24 horas del día, el tiempo que sea necesario, para atender la demanda del líquido. Dijo que está previsto que el tanque de La Caldera quede reparado este domingo e indicó que empresas particulares se sumarán a la reparación de fugas.
 
Indicó que la crisis de agua deriva de las fugas, que afectan también a los tres principales tanques: La Caldera, Jaltepec y el del Cerro de la Estrella, que abastecen a la demarcación y que han estado fuera de servicio. Asimismo, están sin operar 68 pozos, lo que agudiza el desabasto.

 

También te puede interesar: PRI formalizará ante el INE la renuncia al 100% del financiamiento restante de 2017


 
También explicó a los colonos las acciones que ha emprendido su administración, en coordinación con la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal, encabezada por Miguel Ángel Mancera Espinosa, para dar soluciones a los diversos aspectos de la catástrofe que sufren los habitantes de Iztapalapa tras los sismos.
 
Las afectaciones que sufrió Iztapalapa y sus casi dos millones de habitantes, expuso Anguiano Flores, son en materia de vivienda unifamiliar y multifamiliar, escuelas, vialidades, agua, drenaje y energía eléctrica, entre otros, por lo que ya fue declarada como zona de desastre y sus habitantes tendrán acceso a los recursos del Fondo de Desastres (FONDEN), de carácter federal, para la reparación y reconstrucción de casas, según sea el caso; de la red de agua y drenaje y de las viales que se agrietaron.
 
La situación es dramática para miles de familias que tienen en riesgo su único patrimonio, que es su vivienda, por lo que requieren una gran cantidad de ayuda.
 
Recordó que se estima en cerca de ocho mil el número de viviendas que resultaron afectadas en distintos grados por los sismos. De esta cantidad, se calcula que tres mil deben ser demolidas por representar un riesgo para sus propietarios u ocupantes.
 
Frente a esta situación llamó a las personas que tienen daños en sus casas a inscribirse en el programa de reconstrucción de vivienda del FONDEN, para lo cual tienen que integrarse el censo que ya levanta personal de la Delegación, que debe quedar concluido a la brevedad para que los inmuebles sean revisados por especialistas de la Delegación, quienes emitirán un dictamen sobre el grado de afectación, lo cual daría a los propietarios acceso a apoyos de entre 5 mil 500 y 80 mil pesos.
 
En el caso de los propietarios de viviendas que sean dictaminadas como de pérdida total, pueden acceder a un apoyo de renta de tres mil pesos mensuales por tres meses y a un  crédito para autoconstrucción, siempre y cuando desalojen la vivienda y permitan la demolición para iniciar de inmediato la nueva edificación.
 
El objetivo, enfatizó la Jefa Delegacional, es que pronto se resuelva el problema de las casas habitación dañadas y pronto los afectados cuenten con las reparaciones o con una nueva, según sea el caso, para no generar campamentos de damnificados que tarden décadas en recibir su nueva morada, como ocurrió tras el terremoto de 1985.
 
 

Notas Relacionadas