Todo "un montaje" el "caso de la Pequeña Frida"

  • Todo "un montaje" el "caso de la Pequeña Frida"

    Foto: Internet

Fuente: 
ANSA
22-09-2017

"Una gran farsa", un producto de la "maquinaria del encubrimiento" y resultado de una "enorme manipulación": las redes sociales arden de indignación por el "fiasco" de la llamada "Pequeña Frida".

La versión de la niña supuestamente atrapada bajo una escuela en ruinas al sur de la ciudad de México tras el terremoto del pasado martes de 7 grados Richter, al final resultó falsa y generó un gran revuelo.

La desbordante imaginación de algunos rescatistas, el caos imperante, y el afán de los medios de "ganar la nota" parece estar detrás de toda esta invención, pero no faltan reproches al gobierno por su "complicidad con este encubrimiento".

 

También te puede interesar: El PAN dice si a reducir recursos a Partidos Políticos

 

Asimismo, están los que aplican las más desopilantes "teorías de la conspiración" para explicar el tema.

El caso Frida es muy semejante al registrado hace 32 años, cuando tras los terremotos del mismo 19 de septiembre de 1985, un diario vespertino sensacionalista inventó el caso del "niño Monchito" sepultado bajo una vivienda en el centro de la ciudad con su abuelo, que a la postre se descubrió que no existía.

La Marina se disculpó por la información sobre la "Pequeña Frida", la niña supuestamente atrapada bajo los escombros de una escuela destruida por el terremoto del martes, pero ningún alto funcionario del gobierno apareció para explicar su responsabilidad en este "montaje".

Al cabo de dos días de frustrantes operaciones de rescate, el caso resultó un fiasco y dañó seriamente la imagen de la Armada, a cargo de las operaciones de salvamento.

El almirante José Luis Vergara, jefe de las operaciones de socorro, aseguró que "en ningún momento buscó difundir información falsa", ni "generar expectativas ambiguas".

"Todo es una farsa", dijo un rescatista llamado Erick Castillo, tras dos días de frustrante búsqueda, en un video difundido por el portal SinEmbago y el diario 60 Minutos, del estado de Veracruz, y viralizado por las redes sociales, mientras abandonaba furioso la zona de rescate.

"Fue una mentira del tamaño del mundo: los chicos ya están entregados físicamente a sus familiares. Los de secundaria están entregados a sus familiares" y "la niña que tanto buscan, no existe", señaló.

Las más fantásticas versiones sobre el tema se tejieron con una prodigiosa exuberancia: se decía que Frida dio "pruebas de vida" golpeando una piedra, que recibía suero y alimento, que texteaba en un teléfono móvil pero no había señal, que estaba bajo un escritorio acompañada de otros compañeros.

El propio presidente Enrique Peña acudió a la escuela y declaró en vivo por la cadena Televisa: "estamos siguiendo y hemos estado muy atentos al caso de Frida Sofia". Para algunos usuarios de redes, tras la historia de la "niña Frida" -en realidad había varias Fridas en el colegio y todas estaban vivas- se escondió una "negra intención" sobre todo de la televisión de tender una "cortina de humo" sobre la tragedia.

Poco se habló en efecto de que este lugar murieron 19 niños y 6 adultos, entre maestros y empleados, aunque fueron rescatados 11 niños con vida.

Otros sin embargo creen que el tema sólo dejó traslucir la obsesión de los seres humanos por "aferrarse a un clavo ardiente" en situaciones de extremo peligro y tratar de "anestesiar" las tragedias, como una "catarsis", en lugar de trabajar para superarlas.

"Nunca existió, pero encendió los corazones y la esperanza de cientos que trabajaban para rescatarla y de millones de personas que convirtieron su nombre en un fenómeno viral en las redes sociales", afirmó el diario Milenio.

"Alguien creó un mito para llamar la atención", aventuró por su parte el analista Sergio Sarmiento, quien admitió la responsabilidad de los medios en este caso.

"Ante los rescates reales, la información mediática se centró en el intento de rescate de una niña", señaló.

Milenio también aceptó la responsabilidad de los medios, al indicar que "fue un fantasma, un rumor, un reflejo de la desesperación de quien busca una buena noticia".

"Todos querían esa buena noticia que le arrancaría una muerte al maldito sismo", afirmó.

Notas Relacionadas

Fotogalería Relacionada: 
Entra la luz, la oscuridad y la esperanza luego del sismo

Después de una tarde de dolor, llanto y miedo, los ríos de almas habían dado paso sólo al recuerdo y a la esperanza, en la noche más frágil de todas. Foto: Juan Carlos Campos | MNE