México no tiene previsto salir del Acuerdo de París

  • México no tiene previsto salir del Acuerdo de París

    Foto: Internet

Ante diputados integrantes de las Comisiones Unidas de Medio Ambiente y Recursos Naturales y la de Cambio Climático, el titular de la Semarnat, Rafael Pacchiano Alamán, sostuvo que México no tiene previsto salir del Acuerdo de París; por el contrario, lo respalda porque es un compromiso irreversible para el combate al cambio climático, que el país padece todos los días.

“Ante los comentarios y la inminente salida de Estados Unidos de este Acuerdo, el presidente de la República ha sido enfático en diferentes ocasiones en que México no se sale del Acuerdo”, enfatizó.

Durante su comparecencia como parte de la Glosa del Quinto Informe de Gobierno, el secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales se pronunció, además, porque el tema ambiental forme parte directa del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

 

También te puede Interesar: No más centros de población dentro de áreas naturales protegidas

 

“Seguiremos peleando por que este acuerdo se modernice, sea más eficiente y se adecue a la nueva realidad climática que estamos viviendo”, recalcó.

 Aclaró que esta dependencia trabaja de la mano con la Secretaría de Economía “asesorando las negociaciones que tengan que ver con el capítulo ambiental del TLCAN, así como con el  gobierno canadiense con quien se tienen muchas coincidencias en la importancia de cuidar la biodiversidad  para incorporar la parte climática al acuerdo”. Sostuvo que “en la propuesta que mandó Estados Unidos no se aborda la parte climática”.

La diputada  Angie Dennisse Hauffen Torres (MC) comentó que de acuerdo con la ASF, la política pública del patrimonio natural carece de un diseño pertinente;  por ello, cuestionó las acciones y estrategias que se han establecido para generar información que registre y lleve el control de la situación en la que se encuentra la degradación, destrucción y pérdida de los ecosistemas de las áreas naturales protegidas y de los sitios de patrimonio cultural.

Por el PVEM, la diputada Edna González Evia indicó que los recientes sismos ocasionaron serios daños que tuvieron impacto tanto en la población como en la infraestructura de bienes y servicios, por lo que  preguntó en qué consistieron las acciones de la Semarnat  para minimizar el impacto ambiental por los residuos derivados de este desastre. 

La diputada María Chávez García (Morena) enfatizó que la contaminación y degradación ambiental se debe a actividades ilícitas, pero también “desde la administración pública federal se está atentando contra el ambiente y esto es aún más preocupante”. Casos emblemáticos son los del Río Sonora y la construcción del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México.  En relación a la producción de hidrocarburos por medio de la fracturación hidráulica, cuestionó la cantidad de pozos que emplean esta técnica y sus autorizaciones.

El diputado Juan Fernando Rubio Quiroz (PRD) estimó que las negociaciones del TLCAN, sin duda, repercutirán en el manejo y cuidado de los recursos ambientales. Subrayó que poco o nada se ha hablado sobre las implicaciones que tendrá la renegociación del tratado en materia ambiental, por lo que inquirió las acciones de la Semarnat respecto al TLC para cuidar nuestra biodiversidad biológica.

Por el PAN, el diputado Juan Carlos Ruíz García se manifestó por conocer las medidas para evitar que la calidad del aire empeore y los resultados de la aplicación de la “Agenda 20-30 para el desarrollo sostenible” al no existir una comisión instalada que le dé seguimiento a los trabajos y que lidere el gobierno federal. Además, de saber sobre los programas, acciones o estrategias que se han implementado para desarrollar energías no contaminantes en nuestro país.  

La priista Sandra Méndez Hernández sostuvo que México tiene más de 25 millones de hectáreas de superficie terrestre bajo el mecanismo de protección ambiental. En estos territorios se comenten actos delictivos como tala ilegal y tráfico de especies por mencionar  algunos. Pidió explicaciones sobre las acciones de la Semarnat para combatir estas actividades.

El titular de Semarnat precisó que derivado del sismo, el 20 de septiembre se entregaron los lineamientos para el manejo de residuos de construcción y demolición para aquellos municipios con una declaratoria de emergencia que publicó la Secretaría de Gobernación.

 Asimismo, el 28 de septiembre se enviaron los criterios de manejo para los residuos de construcción y de demolición de los temblores  de ese mes para los estados de México, Morelos, Puebla y la Ciudad de México. Además, el 29 de septiembre se firmaron cuatro convenios de coordinación entre Semarnat y  la Sedatu.

Actualmente, todas las entidades cuentan con sitios definidos y validados por la Semarnat. Morelos cuenta con 9 sitios, el Estado de México con 29, Puebla, 33, Oaxaca, 56, en la Ciudad de México se tienen 30 sitios autorizados en entidades vecinas y en el estado de Chiapas ya se cuenta con 57. Recalcó que la facultad que tiene la Secretaría es la de normar y regular cuáles son los sitios, y cómo se deben disponer, pero “ya es responsabilidad del Estado la correcta disposición y gestión de estos residuos”.

Pacchiano Alamán aclaró que la construcción del nuevo aeropuerto no pondrán en riesgo el manejo de las aguas de la Ciudad de México, sino por el contrario, se va a triplicar la superficie para el manejo de este tipo de aguas. En cuanto al Río Sonora, se han aprobado ya ocho plantas de tratamiento, con las cuales se garantizará que en caso de una nueva emergencia, el 100 por ciento de las poblaciones y de los habitantes que están en el lecho del Río Sonora, seguirán contando con el vital líquido.

Apuntó que se endurecieron las normatividades ambientales, principalmente las de fuentes móviles, la verificación vehicular para aquellos estados de la República que tienen programas de verificación, en dónde se redujeron los límites de contaminantes permitidos. “Estas medidas han permitido que por ejemplo en el valle de la Ciudad de México y la megalópolis, la calidad del aire se vea beneficiada de manera importante”.

“Esto demuestra que las medidas de endurecimiento mejoran la calidad del aire y traen beneficios no solamente ambientales, sino también para la salud y que ojalá más estados de la República tuvieran este sistema de verificación vehicular obligatorio”.

Expuso que en la COP 23, de Bonn, Alemania el papel de México será fundamental para hacer realidad financiamiento y trasferencia de tecnología, impulsar que se concreten las propuestas emitidas en la COP de París, en la cual se pedía que las medidas de adaptación y de alertas tempranas sean una realidad y se reduzcan  los contaminantes de vida corta, pues no solamente tienen efectos en el cambio climático, sino en la salud.

En este sentido, refirió que en materia de cambio climático existen esfuerzos muy importantes por mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero, siendo el sector energético uno de los principales generadores de este tipo de contaminantes, por ello, se ha impulsado la reforma energética que pretende incorporar la generación de energías limpias.

Respecto a la técnica de fracturamiento hidráulico, precisó que no se ha autorizado ni un solo pozo nuevo, solamente están los que Pemex tenía ya desde hace tiempo. En la aprobación de la Ley de Hidrocarburos, se prohibió explícitamente que cualquier tipo de actividad petrolera se llevara a cabo dentro de un área natural protegida.

En el año  2012 se generaba sólo el 14.9 por ciento de las energías limpias, mientras que en el 2015 se incrementó gracias a la Reforma Energética y la Ley de Transición Energética para llegar al  20.3 por ciento, actualmente.

Apuntó que se han generado dos subastas, donde 34 compañías se comprometieron a invertir, para el cierre del 2018, más de 6 mil 600 millones de dólares en la construcción de 52 nuevas centrales de generación eléctrica renovable; esto permitirá llegar a 29.18 por ciento de producción, lo cual lleva al camino correcto para cumplir con la Ley de Transición Energética y el Acuerdo de París.

Pacchiano Alamán mencionó que dentro de los compromisos de la COP de Paris para el 2030 es que México llegue al cero por ciento de deforestación. “En los noventas se perdían más de 300 mil hectáreas de bosques y selvas, y al día de hoy se tienen 90 mil hectáreas por año”.

Para cumplir este acuerdo es fundamental frenar un problema histórico entre el sector productivo y el ambiental, ya que gran parte de bosques y selvas que se pierden en el país se debe al cambio de suelo para hacerlas productivas.

Para ello, durante la COP 13 de Biodiversidad, los titulares de Segarpa y Semarnat firmaron un acuerdo, donde el sector productivo se compromete a consultar, antes de entregar cualquier tipo de incentivo tanto de ganadería como agrícola, para ver si el predio donde se pretende llevar a cabo es de interés para la conservación, y en caso de serlo, direccionarlo a programas ambientales.

Expuso que para garantizar la protección de áreas protegidas en esta administración se ha triplicado la superficie, a través de  un programa de manejo, para especificar qué se puede hacer o no para garantizar el equilibrio entre el desarrollo, la protección y la conservación.

“Se han publicado 41 programas de manejo, por lo cual se ha terminado con el déficit histórico, ya que sólo existían 67 áreas protegidas y hoy se cuenta con 111, como es el caso del Nevado de Toluca y nos hemos comprometido a que esta administración  publique el cien por ciento de aquellas áreas que sean susceptibles a tenerlos”.

Se logró integrar a sitios de patrimonio de la humanidad al Archipiélago de Revillagigedo, lo que hace a México como el país de América Latina con mayores sitios con estas características. 

En tanto, se creó la Gendarmería Ambiental, que cuenta con cerca de mil elementos que tienen presencia en 16 de las 67 áreas naturales que consideramos prioritarias con resultados importantes. Tal es el caso de la Reserva de la Biosfera de la mariposa monarca, donde había un problema de tala ilegal que ponía en riesgo este flujo migratorio y a partir de su operación se logró reducir este delito en un 94 por ciento.

Finalmente, en el tema de la preservación de la vaquita marina, expreso que se implementa un proyecto que opera desde hace más de dos años en donde se busca terminar con las dos causas de muerte de esta especie, como la pesca comercial de camarón y cierta especie de escamas, por lo que desde el 2015 se determinó una veda temporal de pesca.

Notas Relacionadas