CCI se suma a política agroalimentaria de AMLO

  • CCI se suma a política agroalimentaria de AMLO

    Foto:  MNE

El Presidente de la Central Campesina Independiente, José Amadeo Hernández Barajas, luego de presentar sus cinco ejes temáticos para aumentar la producción de alimentos, pidió al Presidente, Andrés Manuel López Obrador, terminar con el “sospechosismo” sobre presuntos actos de corrupción por parte de organizaciones campesinas y denunciar públicamente a quienes incurran en actos ilícitos.

Lo anterior, también tras anunciar la celebración del LVI Congreso Agrario Nacional de la CCI en abril próximo, debido a que para las organizaciones son un instrumento de asesoría para que el pequeño y mediano productor a fin de que esté acceda a los programas sociales más no para enriquecimiento de liderazgos.

Por ello y luego de dejar en claro que la CCI ha sido totalmente auditada por el órgano interno de las secretaría de Estado relacionadas al campo así como por la Auditoría Superior de la Federación sin observación de irregularidad alguna en el manejo de los recursos gestionados a sus agremiados, dejó en claro que la Central seguirá siendo una gestora de calidad y seguridad para los productores.

 

También te puede interesar: Gobierno Federal tiene un plan para fortalecer a la CFE: AMLO

 

Indicó que si se quiere erradicar la corrupción en el medio rural el Jefe de la Nación, Andrés Manuel López Obrador, cuenta con el apoyo de la CCI y sus agremiados quienes han hecho denuncias a la agrupación en el sentido de que cuando hacen los trámites solo, sin el acompañamiento de un gestor, son víctimas de sobornos por parte de funcionarios menores para que el proyecto productivo pueda avanzar y de concretarse el recurso llega “rasurado” o la calidad del beneficio tiende a la baja cuando se trata del rubro de materiales.

Con base en lo anterior y luego de dejar en claro que la organización que representa no se opone a la entrega directa de los apoyos a los productores a través de los 700 caders, de los cuales solo operan 500, o de los 18 distritos de riesgo, ahora falta ver si tendrán la capacidad para atender a los más de 3 millones de sujetos agrarios.

La realidad, dijo, será la encargada de demostrar la eficacia de las nuevas decisiones gubernamentales ya que sostuvo: hay productores que habitan en zonas muy alejadas del país, otros no sabes ni leer y muchos más no comprenden cómo cumplimentar las Reglas de Operación de los distintos programas sociales de ahí la justificación de existencia de las organizaciones sociales.

En conferencia de prensa, el dirigente de medio millón de pequeños y medianos productores, habló de la necesidad de ordenar el campo; de hacerlo productivo, rentable, sustentable y equitativo.

Esto, prosiguió, en el marco de las nuevas reglas del juego con el actual gobierno federal donde ya existe una nueva Canasta Básica Alimentaria que se trasladó a 40 alimentos en momentos en que aumentó el salario mínimo, está en 102.68 y 176.72 en zona fronteriza, pero no se ha demostrado el impacto de la inflación en la adquisición de dicha canasta con el ingreso antes referido.

Además considerando, los precios de garantía a granos básicos pero sin tomar en cuenta qué pasará con toda aquella producción que no aplique para estos programas so pretextos de los montos establecidos para acceder al beneficio gubernamental.

El líder de la CCI quien informó que está agrupación gestionó, en 2018, 350 millones de pesos en todas las dependencias vinculadas al medio rural tras la recepción de 180 mil solicitudes para los más de 30 programas que opera el Estado en la materia, habló de la inseguridad en la que viven los productores primarios en el campo.

Al respecto, dijo la inseguridad afecta al sector agrícola ya que a veces se turnan por grupos de productores para, en sus parcelas, para cuidar un pozo por noches porque se roban el equipo de bombeo y el transformador o al día siguiente se quedan sin infraestructura “entonces la inseguridad ya llegó al sector rural”.

Expuso además que “coincidimos y nos manifestamos a favor de desterrar la corrupción de la vida nacional y declaramos que ayer y hoy, la CCI ha ejercido honesta y transparentemente los recursos que ha recibido y que los ha aplicado para los fines que establecen los programas. Los apoyos que ha gestionado para sus militantes, les han sido otorgados y entregados a ellos directamente”.

 La CCI, insistió, apoya principalmente a pequeños agricultores, ganaderos y pescadores por ello, propone al nuevo gobierno trabajar juntos para atender sus problemas y se manifiesta:  

Por un campo ordenado, dando solución a los conflictos agrarios, regularizando la tenencia de la tierra, combatiendo la inseguridad y la delincuencia común, fortaleciendo a las autoridades ejidales y comunitarias e impartiendo justicia pronta y expedita.

Por un campo productivo, generando las condiciones para incrementar la producción interna de alimentos, reduciendo la pérdida de lo producido, mejorando la productividad de los factores productivos, fortaleciendo la organización y capacitación de los productores para potenciar sus recursos y esfuerzos, apoyando la transferencia de nuevas tecnologías y el rescate de los saberes tradicionales y facilitando el crédito y financiamiento tanto público como privado.

Por un campo rentable, diseñando los instrumentos para reducir costos de producción, definiendo políticas y programas para establecer un sistema generalizado de precios equitativos y reordenando la producción y los mercados internos, acorde con las condiciones regionales del país y una logística racional en el movimiento de productos agropecuarios.

Por un campo sustentable, aumentando los recursos para proteger, restaurar y aprovechar sustentablemente los recursos naturales destinados a la producción agropecuaria y pesquera, especialmente tierra y agua.

Por un campo equitativo, fortaleciendo los programas para el desarrollo de las comunidades rurales y las colonias populares a través de servicios e infraestructura básica, rediseñando y mejorando cuantitativa y cualitativamente los programas de combate a la pobreza y desigualdad, ampliando y mejorando los servicios de salud y educación para la población rural y apoyando la vivienda y seguridad social de los campesinos y jornaleros agrícolas.

Notas Relacionadas