Milpa Maya en camino a ser patrimonio agrícola mundial

  • Milpa Maya en camino a ser patrimonio agrícola mundial

    Foto: Cortesía | MNE 

Frente a la degradación ambiental que está sufriendo el planeta, el cambio climático, la deforestación y pérdida de biodiversidad, es cuando tenemos que volver a los métodos tradicionales de producción que los antiguos mexicanos desarrollaron, afirmó Miguel Ruiz Cabañas, Subsecretario de Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores, durante la inauguración del evento.

“Es importante recuperar esto, porque también se conjunta con los Objetivos de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, con el propósito universal de erradicar el hambre y la pobreza del planeta y proteger el medio ambiente. Lo que hace la FAO al reconocer los SIPAM es volver a la sabiduría histórica tradicional, pero con una mirada del siglo XXI, para contribuir a producir alimentos de manera sostenible y a contribuir al cuidado del medio ambiente”, expuso Ruiz Cabañas.

Crispim Moreira, Representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura en México reconoció la decisión del gobierno mexicano de coordinar las acciones políticas e institucionales, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores, para impulsar nuevas candidaturas para recibir el reconocimiento SIPAM.

 

También te podría interesar: Producción de flor de Cempasúchil aumentó en más de mil 500 toneladas del 2016 al 2017



“México ya ha logrado el reconocimiento del Sistema Agrícola Chinampero de la Ciudad de México y ahora se está presentando el del Sistema de la Milpa Maya de la Península de Yucatán. Confiamos en que no serán los únicos dos. La riqueza milenaria de sistemas de producción agrícola, saberes ancestrales de los pueblos originarios para la producción de alimentos se extiende por todo México”, manifestó Moreira

Yoshihide Endo, Coordinador del Programa SIPAM de la FAO, explicó que al designar SIPAM se busca identificar y dar reconocimiento a los sistemas agrícolas que comparten conocimientos tradicionales, prestan atención a la biodiversidad y cuentan con asombrosos paisajes.

“En el proceso para presentar una nueva candidatura y elaborar el consecuente plan de acción es necesario que todos los actores: las comunidades, productores, el gobierno local, la academia y organizaciones de la sociedad civil, deben unirse para compartir y revalorar los conocimientos tradicionales”, manifestó Endo.

Los SIPAM son alternativas productivas que hacen uso sostenible de la biodiversidad al tiempo que recuperan prácticas agrícolas tradicionales de bajo o nulo impacto ambiental.

 

Notas Relacionadas