Prematuro señalar que la papaya mexicana tiene salmonela

  • Prematuro señalar que la papaya mexicana tiene salmonela

    Foto: Internet

El Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) informó que sus técnicos ya se encuentran levantando muestras en diversos estados del país, a fin de contribuir con la investigación para determinar el origen del brote de salmonella que se presentó en 12 entidades de los Estados Unidos.

El organismo de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) indicó que es prematuro señalar a la papaya mexicana como la fuente de contaminación, en tanto no se cuente con los análisis de laboratorio oficial que determinen el tipo de bacteria asociada a la enfermedad y su huella genética, elementos indispensables para constatar el producto y el lugar de contaminación.

Ante la notificación, el SENASICA y la Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), activaron el protocolo de atención a brotes asociados al consumo de vegetales frescos, establecido por los dos países en el marco de la Alianza para la Inocuidad de Productos Agrícolas Frescos y Mínimamente Procesados.

 

También te puede interesar: Crece actividad económica estatal

 

El SENASICA ha movilizado a un grupo de técnicos, expertos en los Sistemas de Reducción de Riesgos de Contaminación (SRRC) así como en el análisis y muestreo ambiental para tomar muestras en las unidades de producción y empaque que exportan papaya a Estados Unidos. Hasta el momento no se ha detectado el patógeno señalado.

El organismo mexicano solicitó a la FDA la información epidemiológica del brote y la evidencia científica necesaria para dar seguimiento al caso. Se sospecha que la contaminación proviene de papaya Maradol que distribuye una comercializadora estadounidense que importa el fruto de diversos países, incluido México, que tiene su centro de operación en el estado de Texas, y es dueña de la marca “Caribeña”.

El SENASICA precisó que hay coordinación permanente entre grupos de trabajo de las instituciones de México y el vecino país, con el objetivo de precisar la fuente de contaminación y no generar conclusiones antes de que se realice la investigación.

Explicó que para determinar la fuente del brote es indispensable analizar desde la unidad de producción en el país de origen, así como los procesos de empaque, transporte, almacenamiento y distribución, hasta su llegada al mercado de estadounidense, en donde también deben recolectarse muestras en todas las áreas de manejo, almacenamiento y distribución.

Es importante señalar que en cualquier área de producción, empaque o manejo de productos agrícolas, existe un riesgo permanente de contaminación, ya que estas actividades y el proceso primario en campo se realizan en espacios abiertos en los que existen diversos factores de riesgo.

Por ello, las autoridades mexicanas siempre recomiendan que antes de consumir cualquier alimento fresco se lave y desinfecte adecuadamente, para evitar riesgos a la salud.

 

Notas Relacionadas

Fotogalería Relacionada: 
Enfermedades amenazan al mundo

Según datos de la OMS, la globalización y movilidad humana propician que las amenazas sanitarias y las enfermedades infecciosas, ya no sean locales y tengan el potencial de afectar al mundo entero.|Foto: Internet.