Dan Premio Nobel de la Paz a ex esclava del grupo Estado Islámico

  • Dan Premio Nobel de la Paz a ex esclava del grupo Estado Islámico

    Foto:  PATRICK SEEGER/EFE

Fuente: 
Afp
10-12-2018

Oslo. Al recibir el Premio Nobel de la Paz, la yazidí Nadia Murad, ex esclava del grupo Estado Islámico (EI), urgió a la comunidad internacional a proteger a su pueblo y obrar en favor de la liberación de miles de mujeres y niños que siguen en manos de los yihadistas.

"Si la comunidad internacional desea realmente asistir a las víctimas de este genocidio (...) debe asegurarles una protección internacional", declaró la joven de 25 años en su discurso de agradecimiento, pronunciado en kurdo en el ayuntamiento de Oslo.

Como miles de mujeres yazidíes, Nadia Murad fue secuestrada, violada, torturada por los yihadistas tras la ofensiva del EI contra esta comunidad kurdohablante del norte de Irak, en 2014.

 

También te puede interesar: Científicos descubren helio en exoplaneta WASP-69b

 

La joven, que consiguió huir de sus captores, lucha por las mujeres y niños, más de 3 mil según ella, que continúan en manos del EI.

"Es inconcebible que la conciencia de los dirigentes de 195 países no se haya movilizado para liberar a estas mujeres", estimó. "Si se hubiese tratado de un acuerdo comercial, de un yacimiento de petróleo o de un cargamento de armas, apuesto a que no se habría ahorrado ningún esfuerzo para liberarlas", afirmó.

La joven yazidí recibió el Premio Nobel de la Paz conjuntamente con el médico congoleño Denis Mukwege por "sus esfuerzos con miras a poner fin al empleo de la violencia sexual como arma de guerra".

Mukwege, cogalardonado con el Premio Nobel de la Paz, pidió al mundo que cese de ignorar a las víctimas de la violencia sexual en tiempos de conflicto, y estimó que la única guerra debía ser "contra la indiferencia".

"No son los autores de la violencia los únicos responsables de sus crímenes, sino también los que deciden mirar hacia otro lado", afirmó el ginecólogo de 63 años tras recibir su premio este en Oslo. "Si hay que librar una guerra es la guerra contra la indiferencia que corroe nuestras sociedades".

Notas Relacionadas