UE lamentó el nuevo mandato del presidente Nicolás Maduro

  • UE lamentó el nuevo mandato del presidente Nicolás Maduro

    Foto: Internet

Fuente: 
AFP
10-01-2019

Caracas /Bruselas. La Unión Europea (UE) lamentó el nuevo mandato del presidente Nicolás Maduro en Venezuela en virtud de unas "elecciones no democráticas" y advirtió que tomarán las "medidas adecuadas" en caso de un deterioro de la situación.

"La UE lamenta profundamente que (...) el presidente Maduro emprenda  un nuevo mandato sobre la base de elecciones no democráticas", indicó en una declaración en nombre de los 28 países de la UE la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.

En respuesta, el presidente Nicolás Maduro exigió "respeto". 

 

También te puede interesar: Tendremos a Maduro hasta el 2025, asume su segundo mandato

 

"¡Respeta a Venezuela o la historia te cobrará esta deuda más temprano que tarde", dijo Maduro en el acto de investidura, al que no asistió ningún representante europeo ni de la mayor parte de América.

Poco antes, Maduro, de 56 años, asumió un segundo mandato de seis años en una ceremonia en el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), con representantes de países aliados de Caracas como Bolivia, Cuba, China, Rusia o Turquía.

El bloque europeo, que había llamado a Caracas a celebrar una nueva elección presidencial al considerar la de mayo "ni libre ni justa", consideró que, tras la toma de posesión de este jueves, se aleja aún más "la posibilidad de una solución constitucional negociada".

La UE "permanecerá dispuesta a reaccionar con medidas adecuadas frente a las decisiones y acciones que socaven aún más las instituciones y principios democráticos, el Estado de derecho y los derechos humanos", agregó Mogherini.

Pese a aumentar el tono contra el gobierno venezolano en la declaración, los europeos evitan aumentar la presión al nivel de Estados Unidos, que este jueves aseguró que "no reconocerá la toma de posesión ilegítima de la dictadura de Maduro".

Mogherini reiteró así la voluntad de la UE, que trabaja en un grupo de contacto internacional para intentar lograr una solución negociada en Venezuela, "de mantener los canales abiertos de comunicación".

Aunque en diciembre los cancilleres europeos acordaron enviar representantes por debajo del rango de embajador, si la ceremonia no se celebraba en la Asamblea Nacional Constituyente, finalmente dieron marcha atrás.

Una fuente diplomática indicó a la Afp la incongruencia de enviar representantes, máxime cuando el presidente del TSJ, Maikel Moreno, forma parte de los 18 funcionarios sancionados por la UE por socavar la democracia, el Estado de derecho y los derechos humanos en el país.

Mogherini reiteró además el llamado a Maduro a respetar la "independencia" del parlamento controlado por la oposición, a "liberar a todos los prisioneros políticos" y a "hacer frente de inmediato a las acuciantes necesidades de la población", agregó.

Además de la crisis política, la Venezuela de Maduro cayó en la peor crisis económica de su historia reciente, lo que forzó el éxodo de 2,3 millones de personas desde 2015, según Naciones Unidas.

Notas Relacionadas