Lula da Silva puede ser encarcelado

  • Lula da Silva puede ser encarcelado

    Foto: Internet

Fuente: 
AFP, AP y EFE
05-04-2018

La corte suprema de Brasil rechazó un recurso del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva para apelar en libertad ante las máximas instancias judiciales una condena a 12 años y un mes de cárcel por corrupción pasiva y lavado de dinero.

El Supremo Tribunal Federal (STF) adoptó esa decisión por una estrecha mayoría de seis votos a cinco poco después de la medianoche de ayer, hora local, tras más de 10 horas de debates.

Según juristas, Lula podría ser arrestado la próxima semana, cuando el tribunal de segunda instancia que lo condenó en enero analice las últimas objeciones de su defensa.

El juez Gilmar Mendes, quien votó en favor de la petición de Lula de no ingresar a prisión, argumentó que la corte no podía tomar decisiones con base en la opinión pública. “Si una corte cede (ante la presión), bien podría no existir”, dijo Mendes y argumentó que la posibilidad de detener a un acusado se había convertido en un dictado de “prisiones automáticas”.

El juez Luis Roberto Barros manifestó que la integridad del sistema judicial estaba en juego. “Un sistema penal que no trabaja con una efectividad mínima favorece el desarrollo del instinto de hacerse justicia por propia mano”, afirmó Barros, quien votó contra la petición.

 

También te puede interesar: Conmemoran el último discurso de Martin Luther King

 

Luis Barroso, otro de los jueces que rechazó el recurso explicó: “El sistema penal está hecho para atrapar a los chicos pobres y no consigue atrapar a los que desvían millones por corrupción. No conseguimos atraparlos y no lo conseguiremos si cambiamos (las reglas) hoy”.

El sufragio que sembró desazón entre sus seguidores fue de la juez Rosa Weber, que se consideraba dudoso. En su alegato, afirmó que “la ejecución de la condena del tribunal de apelación (...) no compromete el principio constitucional de la presunción de inocencia”.

Las tensiones que generó el caso Lula se hicieron sentir dentro y fuera del tribunal.

Por un lado, la corte en Brasilia trabajaba aislada del público. Entre los jueces, las interrupciones y cruces fueron constantes desde el inicio de los debates.

Mientras tanto, miles de brasileños se manifestaron a favor y en contra del expresidente en al menos 16 de los 27 estados del país. En la capital, Brasilia, la Policía Militarizada contabilizó unos cuatro mil manifestantes de ambas corrientes en los alrededores de la Explanada de los Ministerios, una avenida céntrica en la que se encuentran todos los edificios del poder público.

En Sao Paulo, la urbe más grande de Brasil, simpatizantes de Lula realizaron actos en la Avenida Paulista y en otros puntos del centro, mientras que en Río de Janeiro optaron por apoyar a su líder frente a la Cámara Municipal.

Las protestas se repitieron en ciudades como Belo Horizonte, Porto Alegre, Recife, Fortaleza, Manaos o Salvador.

Notas Relacionadas