Ministro español de Cultura renuncia por fraude a Hacienda

  • Ministro español de Cultura renuncia por fraude a Hacienda

    Foto. Internet

Fuente: 
EFE
13-06-2018

El nuevo ministro español de Cultura y Deporte, Màxim Huerta, dimitió, apenas una semana después de llegar al cargo, al conocerse que defraudó a Hacienda 218,000 euros y tuvo que abonar por ello 366,000 euros.

“Me voy porque amo la Cultura”, dijo Huerta, quien defendió su inocencia y aseguró haber sido víctima de “una jauría”.

“La inocencia no vale de nada ante esta jauría”, subrayó el hasta ministro de Cultura y Deporte de España.

 

También te puede interesar: Se evitó “catástrofe nuclear” con Norcorea: Trump

 

El ya exministro de Cultura acudió al Palacio de la Moncloa, sede del Ejecutivo para presentar su dimisión al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y en su comparecencia ante la prensa dijo que “hay momentos en los que uno tiene que retirarse y yo amo la cultura”.

El periódico español “El Confidencial” publicó que Huerta fue sancionado judicialmente en 2017 por impuestos no pagados en 2006, 2007 y 2008, cuando trabajaba en televisión y declaraba sus ingresos como sociedad mercantil.

El exministro explicó ante la prensa que en esos años hizo su declaración de la renta a través de una sociedad, lo que en esos momentos estaba permitido y que suponía tributar menos que si lo hubiera hecho como renta personal.

El periodista y escritor, de 47 años, se ha convertido en el ministro que menos tiempo ha estado al frente de una cartera en España en la etapa democrática, ya que solo ha permanecido en el cargo una semana desde que jurase su cargo.

Los siete días que ha estado al frente de la Cartera y Deporte hacen, incluso, que los92 dos días que Román Escolano fue ministro de Economía y Competitividad del último gabinete de Mariano Rajoy parezcan una eternidad.

Con su renuncia al cargo supera al ministro que durante casi 40 años ha ostentado el récord de brevedad en el cargo: José Luis García Ferrero, que fue ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación de Leopoldo Calvo-Sotelo durante 81 días, entre el 13 de septiembre y el 2 de diciembre de 1982, un mandato en el que estuvo en funciones, puesto que un mes antes el presidente había convocado las elecciones de octubre de 1982.

Notas Relacionadas