Hay que condenar el uso de armas nucleares: Su Santidad

  • Hay que condenar el uso de armas nucleares: Su Santidad

    Foto: Internet

Fuente: 
Notimex
10-11-2017

El Papa Francisco advirtió que, ante las “catastróficas consecuencias” de la detonación de cualquier arma nuclear, es obligación condenar “con firmeza la amenaza de su uso” y su posesión misma, que amenaza a toda la humanidad.

El Papa usó estas palabras ante los participantes en un simposio de alto nivel convocado por el Vaticano y que reunió a especialistas de todo el mundo, por primera vez tras la firma del Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares de Naciones Unidas en julio pasado.

“Las relaciones internacionales no pueden ser dominadas por la fuerza militar, por las intimidaciones recíprocas, por la ostentación de los arsenales bélicos”, advirtió, hablando en italiano, en la Sala Clementina del Palacio Apostólico Vaticano.

 

También te puede interesar: Más de 7 mil "dreamers" han perdido la protección de DACA

 

“Las armas de destrucción masivas, en particular las atómicas, no generan más que un engañoso sentido de seguridad y no pueden constituir la base de la pacífica convivencia entre los miembros de la familia humana, que, en cambio, debería inspirarse en una ética de solidaridad”, añadió.

Más adelante constató que la espiral de la carrera armamentista “no conoce descanso”, denunció que los costos para desarrollar armas representan un considerable rubro en el gasto de las naciones y lamentó que esos recursos no se usen para las “prioridades reales de la humanidad sufriente” como la lucha contra la pobreza, la promoción de la paz, la ecología y la educación.

Denunció que la sociedad actual parece “atontada” ante la difusión de tecnologías nucleares mientras los arsenales provocan “escenarios angustiosos”. Al mismo tiempo reconoció la existencia de un “sano realismo” que ofrece “señales de esperanza” como la histórica votación en el seno de las Naciones Unidas de una declaración que señaló a las armas nucleares “no solamente inmorales”, sino también “un ilegítimo instrumento de guerra”.

Por eso instó a evitar el “hosco pesimismo”, urgió a “rechazar la cultura del descarte y cuidar a las personas y a los pueblos que sufren las desigualdades más dolorosas, mediante una obra que sepa privilegiar con paciencia los procesos solidarios con respecto al egoísmo de intereses contingentes”.

“Un progreso efectivo e incluyente puede hacer realizable la utopía de un mundo sin mortales instrumentos de ofensa, a pesar de la crítica de los que consideran idealistas los procesos para desmantelar los arsenales”, insistió. 

El foro, titulado “Perspectivas para un mundo libre de las armas nucleares y por un desarme integral”, convocó entre otras cosas a 11 premios Nobel de la Paz, entre ellos el argentino Adolfo Pérez Esquivel y Beatrice Fihn, directora ejecutiva de la Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares. 
 

Notas Relacionadas