Urge creación de Banco de la Marihuana ante riesgos de inseguridad

  • Urge creación de Banco de la Marihuana ante riesgos de inseguridad

    Foto: Internet

Fuente: 
Notimex
27-09-2018

La urgente creación del Banco de la Marihuana, que atienda a los negocios de cannabis en California, se convirtió en una demanda de comerciantes e inversionistas del sector ante los riesgos de inseguridad y violencia por el manejo de grandes cantidades de dinero.

La marihuana medicional se aprobó desde 2006 en California y a partir de enero pasado se permitio la recreativa, sin embargo no existe una institución financiera que controle y dirija los recursos obtenidos por estas compañías en el estado.

“Nos urge ese banco. En nuestro negocio manejamos en ocasiones fuertes cantidades y no nos conviene decir cifras porque van a desatar muchos riesgos e invitaciones para asaltos", dijo Richard Gomez, propietario de un negocio de cannabis en West Hollywood.

 

También te puede interesar: Mujer que acusa de agresión sexual a Trump está "aterrada"

 

En el Congreso de California existe una propuesta de ley, que no ha sido aprobada, que permitiría a las empresas de cannabis abrir cuentas bancarias en instituciones financieras autorizadas por el estado. La propuesta ya fue aprobada por el Comité de Asignaciones de la Asamblea, señal de que la industria del cannabis se está convirtiendo rápidamente en una empresa comercial aceptada en California.

El proyecto de ley 930 del Senado fue patrocinado por el senador estatal Bob Hertzberg, demócrata por Van Nuys, mismo que ya fue aprobado por el Comité de Banca y Finanzas de la Asamblea y por el Comité de Negocios y Profesiones de la misma instancia legislativa.

En la actualidad, las regulaciones federales impiden que las empresas en el negocio de la cannabis hagan transacciones con bancos y otras instituciones financieras. "El 'status quo' para nuestra creciente industria legal del cannabis es insostenible", dijo el senador tras señalar que "no solo es poco práctico desde una perspectiva contable, sino que también presenta un tremendo problema de seguridad pública”, subrayó.

La industria legal de la marihuana no puede depender de servicios financieros tradicionales. Debido a que la marihuana sigue siendo un medicamento de la Lista I a nivel federal. Los bancos con cartas federales o acceso al sistema de pago de la Reserva Federal violan técnicamente la ley cuando procesan las transacciones con los ingresos de las ventas de la marihuana.

Bajo la SB 930 las empresas de cannabis con cuentas bancarias podrían usar cuentas corrientes para pagar impuestos y tarifas estatales y locales, pagarles a los vendedores del estado por bienes y servicios, y pagar el alquiler. "California no puede esperar para tomar medidas.

Con la banca segura para el cannabis a través de la SB 930, la industria se beneficiará, el estado obtendrá un aumento de ingresos y el dinero en efectivo se saldrá de nuestras calles", indicó el legislador. Mientras que algunos todavía consideran la industria del cannabis fuera de la corriente principal, es difícil discutir con su éxito financiero.

El Departamento de Finanzas del estado de California estima que se recaudarán unos 600 millones de dólares en impuestos a la cannabis en 2018. Los operadores de negocios basados en la marihuana, tanto aquí como en el exterior de California, se han lamentado de que solo pueden realizar negocios en efectivo, dejándolos vulnerables a robos y violencia internos.

De acuerdo con los documentos del Comité del Senado, en los primeros dos meses de la legalización del cannabis para adultos, los consumidores compraron un estimado de 339 millones de dólares en productos de marihuana de los minoristas en California.

La portavoz de Hertzberg, Katie Hanzlik, señaló que no existe una legislación en la nación comparable a la propuesta de ley. En Colorado, que fue uno de los primeros estados en legalizar la venta de marihuana, Fourth Credit Union recibió una cuenta principal condicional de la Reserva Federal a principios de este año.

La cooperativa de crédito solo puede abrir cuentas para grupos de defensa del cannabis. En Hawaii, CanPay ha permitido a los minoristas y clientes utilizar tarjetas de débito en lugar de dinero en efectivo. Severn Savings Bank ha abierto cuentas para negocios de cannabis en Maryland.

Cada día, los dispensarios deben enviar por correo electrónico al banco los registros diarios financieros y de inventario detallados de Metric, el sistema de software que los reguladores utilizan para rastrear la marihuana desde la semilla hasta la venta Hanzlik dijo que, dado que SB 930 es un proyecto de ley que podría tener un impacto financiero, lo más probable es que no se escuche hasta después del receso de verano de la legislatura californiana en agosto.

En el dispensario de marihuana medicinal Higher Path propiedad de Jerred Kiloh en Los Ángeles, en un día normal, 15 mil dólares pueden ingresar al negocio fácilmente. Se espera que miles de millones de dólares fluyan a través de la industria legítima de la marihuana de California el próximo año, pero la mayoría de esos negocios no podrán usar los bancos todavía.

La razón es que muchos bancos no quieren tener nada que ver con el dinero de la marihuana por temor a que pueda exponerlos a problemas legales con el gobierno federal, que todavía tiene designada la marihuana como ilegal y regula la industria bancaria.

Existe una incertidumbre particular sobre cómo reaccionará la administración del presidente Donald Trump. Debido a esos temores, los operadores de dispensarios de marihuana en los 29 estados donde la droga es legal, ya sea con fines médicos o recreativos, a menudo se encuentran nerviosos manejando cantidades obscenas de efectivo.

El Departamento de Justicia quiere asegurarse de que las ganancias de la marihuana en los estados donde es legal no se canalicen a las pandillas o los cárteles narcotraficantes. Los bancos no están seguros de cómo tomar tal determinación.

El número de bancos y cooperativas de ahorro y crédito dispuestos a manejar el dinero de la marihuana está creciendo, pero aún representan solo una pequeña fracción de la industria. Colorado intentó en 2015 establecer una cooperativa de crédito para servir a la industria de la marihuana, pero fue bloqueada por la Reserva Federal. Un fallo judicial el mes pasado podría abrir la puerta a otro intento.

En otras partes del país, el Departamento de Ingresos de Oregón construyó una oficina tipo fortaleza para dejar y contar efectivo. Algunos negocios de marihuana han tratado de abrir cuentas bancarias estableciendo compañías de gestión u organizaciones sin fines de lucro con nombres ambiguos, en otras palabras, engañando a los bancos.

Pero esas cuentas se pueden cerrar si un banco se da cuenta de dónde viene el dinero. "No es normal que la gente camine con millones de dólares en efectivo. Tenemos que lidiar con esta realidad", se lamentó el presidente del Concejo Municipal de Los Ángeles, Herb Wesson, quien propuso crear un banco municipal que sirva a las empresas de cannabis.

Chelsey Miles, una contadora y consultora con sede en Sacramento que trabaja con fabricantes, minoristas y distribuidores con licencia, dijo que la mayoría de las compañías están "al límite, pero no creo que estén afectando su presupuesto".

Y aunque algunas compañías lo están haciendo bien, muchas están pasando por un momento difícil desde el punto de vista financiero, mientras que el mercado se estabiliza, según diversas fuentes de la industria.

La dura realidad financiera de 2018 ha sido una combinación que va del establecimiento de nuevas regulaciones, altos impuestos estatales y locales, la pérdida de ingresos al mercado ilícito e incertidumbre dentro de la cadena de suministro.

La situación actual ha obligado a muchas empresas a congelar la contratación o comenzar a reducir su plantilla. "Es algo bueno, malo y feo en este punto. Estamos viendo miembros que están en varios extremos del espectro", dijo Lindsay Robinson, directora ejecutiva de la Asociación de la Industria del Cannabis de California (CCIA).

"Creo que toda la cadena de suministro está destrozada por el caos en la implementacion", observó Melanie Nash, directora de operaciones de Dark Heart Industries, una compañía de Oakland que se especializa en clones de marihuana.

En el otro extremo del espectro, al menos durante el mes de julio, muchos productores del norte de California están experimentando una gran demanda de productos que supera los estándares de pruebas obligatorios que recién entraron en vigencia.

El procurador general Xavier Becerra ha declarado que el gobierno de California estudiará cómo establecer un banco estatal para atender a cientos de negocios relacionados con la marihuana que han tenido dificultades para obtener servicios financieros confiables, debido a las leyes federales contra las drogas.

Pero un banco público podría hacer mucho más que mantener depósitos para un puñado de empresarios, sugirieron especialistas consultados. En un momento en que California tiene necesidades apremiantes, desde transporte hasta entrega de agua, un banco público podría ayudar a estirar dólares escasos y reconstruir el estado.

La Cuenta de Inversión de Dinero Común de California, que incluye ingresos estatales y locales, llegó a 74.3 mil millones de dólares a fines del año pasado. Gana un poco más del uno por ciento en sus inversiones de bajo riesgo, según información del sector bancario.

En lugar de tener este dinero sentado, un banco público podría usarlo como una base de depósitos para financiar proyectos de infraestructura a gran escala. Un banco público también podría tener la tarea de prestar dinero para apoyar necesidades públicas críticas.

Una prometida red ferroviaria de alta velocidad requiere miles de millones más de dólares y controles de costos adicionales. Los desarrolladores éticos tienen problemas para financiar viviendas asequibles y los empresarios sin fines de lucro tienen problemas para obtener préstamos para pequeñas empresas; un banco público de California podría funcionar como salvavidas.

Un verdadero banco público podría reducir seriamente el costo de las necesidades de infraestructura, y disminuir la dependencia del estado de los gigantes financieros tradicionales, afirman los expertos consultados.

 

Notas Relacionadas