La República del Río Grande: El efímero país entre México y EU

  • La República del Río Grande: El efímero país entre México y EU

    Foto: Internet

Fuente: 
Portal "The Exodo"
20-03-2018

 

Laredo, Texas.- La República del Río Grande fue un país efímero, en el norte de México, que duró menos de 11 meses y que buscaba independizarse de nuestro nación y aglutinó a los territorios del sur de Texas, Nuevo León, Tamaulipas y Coahuila.

Laredo, Texas fue la capital de la República del Río Grande y su único presidente fue Jesús Cárdenas, quien estuvo al mando de esta efímera nación de enero a noviembre de 1840. El naciente país reclamaba también par si los territorios de Durango, Zacatecas y Nuevo México, así como el Sur de Texas.

De acuerdo a historiadores la República del Río Grande nació en contra de las políticas centralistas del México recién independizado, así como las prohibiciones del gobierno mexicano al comercio con Texas y otras regiones de Estados Unidos.

 

También te puede interesar: Es mejor investigar a un candidato que a un presidente: OEA

 

En 1833, el general Antonio López de Santa Anna fue elegido para su primer mandato como presidente y, en el momento de su elección, apoyo la república federal. Sin embargo, después debido a los inconvenientes políticos que hicieron difícil su gobierno, Santa Anna decidió iniciar un gobierno centralizado.

Suspendió la Constitución, disolvió el Congreso y se hizo el centro del poder en México. Esto llevó a la aparición de una serie de levantamientos y movimientos secesionistas en todo el país, siendo la de mayor éxito de la Revolución de Texas. Movimientos de secesión menos exitosos fueron los que formaron la República de Zacatecas y la República de Yucatán. Al mismo tiempo hubo actividad filibustera en el país que buscaba expandir la esclavitud en México.

El historiador Pedro Alberto Herrera Ledesma, indica que “la extremada militarización de las villas,  por  parte del Ejercito, comenzó a ser molesta, pues se dedicó más a reprimir protestas de los ciudadanos contra el gobierno central, y pocas veces era de utilidad para defender a los vecinos de los apaches, comanches, o de la amenaza de los asaltantes y de  los ladrones de ganado”.

La República del Río Grande no aparece en la historia oficial ni de México, ni de Estados Unidos. Sin embargo existió e incluso dio origen a varias revueltas militares que finalmente acallaron los aires en favor de la independencia de esa región mexicana.

Incluso en Laredo, Texas, fue su capital. Ahí existe el Museo de la República del Rio Grande. Su directora, Andrea Ordoñez, recuerda que este mismo edificio albergó el Capitolio del efímero país, existente del 17 de enero al 6 de noviembre de 1840.

Dicho museo se encuentra en una vieja casona construida en el año de 1830, que se ubica en el centro histórico de esta ciudad estadunidense, apenas unas cuadras más delante de la línea fronteriza y puente internacional que divide a ambas naciones.

La historiadora comenta que Laredo, Texas, Estados Unidos, se fundó en 1755, pero fungió como la capital de la República del Río Grande, integrada por Nuevo León, Tamaulipas y Coahuila.

Sin embargo, a sólo escasos 11 meses de su creación y por la fuerza, el pequeño país fue disuelto y las tres entidades obligadas a integrarse nuevamente a México.

En 1848 se firmó el tratado de Guadalupe-Hidalgo, en el que se estableció que el Río Bravo sería la frontera entre México y Estados Unidos, fundándose en aquel lado Nuevo Laredo y Laredo se integró al territorio de Texas, Estados Unidos.

En el pequeño museo se observan elementos desde 1800 hasta principios de 1900, como son una recámara, un comedor, enseres domésticos, utensilios de cocina, cuadros y una oficina, entre otros.

Ordoñez aseguró que el museo es uno de los lugares más importantes de Laredo, no sólo porque se encuentra en una añeja edificación, que sufrió una ampliación en 1861, sino porque preserva una parte desconocida de la historia mexicana.

La República del Río Grande fue una nación independiente insurgente contra el Gobierno central mexicano que trató de establecer un país autónomo en el Norte de México. La rebelión duró desde el 17 enero hasta el 6 noviembre del año 1840 y la República del Río Grande nunca fue reconocida oficialmente.

 

 

Notas Relacionadas

También puede interesarte

No se encontró contenido relacionado