Urge terminar con la "Walmarización del mercado y la Macdonalización"