La Copa del mundo enamoró a los chilangos en el Fan Fest de la CDMX