En México hay insolvencia económica para pagar a productores agrícolas