En la Sierra Norte de Puebla, partidos políticos ofrecieron llevarles agua y no cumplieron