"Flores blancas", una pieza dancística para ahuyentar la tristeza

  • "Flores blancas", una pieza dancística para ahuyentar la tristeza

    Foto: Cortesia  | MNE 

Inspirada en los textos "La Tiricia", de Rubén Luengas y "Trenzaré mi tristeza", de Paola Klug, la bailarina Paula Villaurrutia presentará el unipersonal dancístico "Flores blancas (Cuando llorar no se puede)", donde conjugará la danza folclórica tradicional con movimientos corporales libres para contar cómo una mujer, a través de su fortaleza, lucha por entender y escapar de una condición de vida que la aqueja física, espiritual y mentalmente.

El montaje que se estrenará este 2 de julio en el Teatro de la Danza Guillermina Bravo del Centro Cultural del Bosque, es el resultado de una exploración personal y de investigación coreográfica  por parte de la bailarina, quien forma parte del Programa Jóvenes Creadores 2017-2018 del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca).

Villaurrutia explicó que el texto de Klug habla de una mujer que cuando se siente triste se trenza el cabello, atrapando de esa manera su dolor, mientras que el de Luengas habla de una fémina que desconocía estar enferma y que logra salir de su depresión, por ello “el título 'Flores blancas' que viene del texto literario de 'La Tiricia', menciona que cuando estás con este padecimiento recojas flores y las tires al río pues con ellas se va la tristeza; ese es el simbolismo, también lo es el trenzarse el cabello, que lo tomé como una extensión de nuestras emociones, pensamientos, y enredos mentales que tenemos y trenzamos para salir del caos mental y corporal”.

 

También te puede interesar: Alumna de la UNAM crea música de cortometraje que fue a Cannes

 

Menciona que el montaje está planteado en un contexto actual. "La depresión, la ansiedad, y el estrés son estados con los que convivimos a diario en menor o mayor medida”.

La bailarina explicó que no por el hecho de tomar elementos de la danza folclórica el público verá cuadros dancísticos de los estados. "La puesta es una integración de música, iluminación, y textos literarios. Es una pieza personal íntima que quiere tocarle el alma y el corazón al espectador”.

Abundó que en su carrera ha participado en diversos ballets folclóricos. "Conocí la parte tradicional de los fandangos y de las fiestas en el pueblo, llegó un punto en el que me cuestioné qué hacer con estas dos miradas. Yo quiero hablar de lo que veo, de lo que soy, de lo que siento, del arte, hablar del mundo desde mi herramienta, así comenzó el reto de expresarme desde mi visión del mundo”.

Paula Villaurrutia, expuso que siempre le han atraído las temáticas sobre tristeza y soledad, y que su propuesta dancística parte de una necesidad personal de exploración e investigación coreográfica, a partir del código de la danza tradicional y folclórica, por lo que desde hace algunos años ha reunido diferentes lenguajes y expresiones creativas, con las cuales busca generar un lenguaje propio a partir del uso, experimentación de la danza folclórica mexicana.

“Lo que hago es una experimentación, no es folclor como lo conocemos, no es danza contemporánea, tampoco es teatro, es la integración de varios elementos que hilo y que sigo desarrollando. Me considero en el camino y aún en la búsqueda de mostrar mi mundo desde el género dancístico que conozco”.

La bailarina comentó que con este montaje busca que el espectador se identifique con lo que alguna vez ha padecido como es la tristeza. “Creo que todos hemos tenido en mayor o menor medida episodios de depresión, de no saber que saber, es el identificarse y el poder encontrar esas flores blancas.

“La intención de la obra no es que digan: pobrecita, esta chica, está sufriendo, al contrario, ella está luchando por encontrar la salida. Todo mundo encontrará sus flores blancas que se traducirán en terapia, reiki o yoga, no se sabe, pero todos tenemos la fortaleza para superarlo”.

Finalmente Paula Villaurrutia compartió que baila por la necesidad de decir lo que es, ve y percibe. “Lo que hago es una experimentación, no quiero marcar pautas ni encontrar el hilo negro, es una necesidad como la que tienen todos los que crean”, puntualizó.

"Flores Blancas (Cuando llorar no se puede)" tendrá breve temporada los días 2, 3 y 9 de julio, a las 20:00 horas en el Teatro de la Danza Guillermina Bravo del Centro Cultural del Bosque.

Notas Relacionadas

Rusia 2018